Papa Francisco: “No se puede vivir de subsidios”

​​​​​​​El papa Francisco dijo que Argentina no puede seguir viviendo de subsidios, en un mensaje dirigido al 57° Coloquio de IDEA.
Papa Francisco y Sergio Massa diputado oficialista y presidente de la Cámara de Diputados
 

Reproduce este artículo

Ante un auditorio mayoritariamente empresarial, el pontífice envió un mensaje en favor de la generación de empleo genuino: “No se puede vivir de subsidios”, planteó.

“No me cansaré de referirme a la dignidad del trabajo, lo que da dignidad es el trabajo. El que no tiene trabajo siente que le falta algo, la dignidad que da el trabajo, que unge de dignidad”, dijo Francisco.

Las palabras del papa tuvieron impacto en la escena política y se interpretaron en el Congreso como un respaldo al proyecto de Sergio Massa quien está promoviendo la transformación de los planes sociales en trabajos formales.

Medios de la Argentina explicaron que esa sería una de las apuestas del oficialismo para sumar votos luego de la derrota en las elecciones primarias (PASO), de cara a la elección de noviembre.

El gobierno buscaría mantener los planes sociales por 12 meses como complemento del salario y el acceso a obra social y ART. A cambio los trabajadores deberán capacitarse y completar cursos de formación y oficios. Podrán participar empleados de cooperativas municipales y de organizaciones sociales. “Un Puente al Empleo”, se llama el Programa.

La aparición del papa en el encuentro empresario se dio en el marco de la presencia de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP). Gildo Onorato, secretario gremial de la organización, fue uno de los oradores durante el segundo día del Congreso.

El pontífice celebró el diálogo entre empresarios y la UTEP. Posteriormente, Onorato aseguró que la clave para reactivar la generación de trabajo es la estabilidad.

“Construyamos los consensos que la política no puede construir, porque necesitamos estabilidad para proyectar el desarrollo del país”, dijo.

La denominada grieta, que alude al estado de polarización política y social, “nos ancla en el pasado y evidentemente le impide a nuestro país desarrollarse y por sobre todas las cosas le impide a los más humildes de la Argentina integrarse al siglo XXI a través del trabajo, que es el verdadero ordenador social”, afirmó el secretario gremial de esa organización.

Tags