Omicron: la nueva variante del coronavirus que preocupa al mundo

Descubierta en la provincia de Gauteng, Sudáfrica, la nueva variante aparentemente es más contagiosa que Delta, pero los científicos no están seguros.
Omicron (Foto BBC).jpg
 

Reproduce este artículo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó el 26 de noviembre como “de preocupación” la variante Omicron del SARS-CoV-2, detectada recientemente en Sudáfrica, y alertó que puede propagarse más rápidamente que otras formas.

No está claro dónde surgió, pero los científicos de Sudáfrica fueron los primeros en alertar a la OMS, y ahora se ha visto en viajeros que llegaron a Bélgica, Botsuana, Hong Kong e Israel.

Ha sido designada Omicron —letra del alfabeto griego— y es la quinta clasificada por la OMS como “de preocupación” o VOC (variant of concern), debido a la gran cantidad de mutaciones que presenta.

Según los expertos de la OMS, “ha sido detectada a un ritmo más rápido que los anteriores aumentos de la infección, lo que sugiere que esta variante puede tener una ventaja de crecimiento”.

Los científicos saben que la omicron es genéticamente distinta a las variantes anteriores, incluidas las variantes beta y delta, pero no están seguros de si estos cambios genéticos la hacen más transmisible o peligrosa. Hasta ahora, no hay indicios de que la variante cause una enfermedad más grave.

Probablemente tomará semanas averiguar si la ómicron es más infecciosa y si las vacunas siguen siendo eficaces contra ella.

Peter Openshaw, profesor de medicina experimental del Imperial College de Londres, afirmó a AP que era “extremadamente improbable” que las vacunas actuales no funcionen, señalando que son eficaces contra otras variantes.

La OMS subrayó la buena disposición de Sudáfrica y Botsuana, que reportaron la aparición de ómicron oportunamente. Asimismo, urgió a la comunidad internacional a no discriminar a los países que comparten su información de forma transparente.

 

Gobiernos entran en pánico

 

En relación con esto último, aconsejó que los gobierno no deben imponer precipitadamente restricciones a los viajes, y señaló que debe primar un “enfoque científico y basado en el riesgo”.

“En este momento, se advierte en contra de la aplicación de medidas sobre los viajes (…) La OMS recomienda que los países sigan un enfoque científico y basado en el riesgo a la hora de implementar medidas de viaje”, dijo el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, durante una sesión informativa de la ONU en Ginebra.

“La gente debe seguir usando mascarillas siempre que sea posible, evitar las grandes reuniones, ventilar las habitaciones y mantener la higiene de las manos”, recomendó Lindmeier.

“No se sabe si esta variante tendrá éxito en los lugares en los que circulan otras variantes”, declaró a AP Sharon Peacock, científico de la Universidad de Cambridge, Gran Bretaña.

El doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de Estados Unidos, dijo que las autoridades estadounidenses habían concertado una llamada con sus homólogos sudafricanos el viernes para conocer detalles y afirmó que no había indicios de que la variante hubiera llegado aún a Estados Unidos.

Los primeros Gobiernos en cancelar los vuelos directos a esos países africanos fueron Gran Bretaña, Francia e Israel. Más tarde, los Estados Miembros de la Unión Europea se adhirieron a la medida, agregando en la lista a Eswatini, Lesoto, Mozambique, Namibia y Zimbabue.

*Foto: BBC