La reina Isabel II muestra su apatía a Megan Markle y Harry mediante su mensaje navideño
En su tradicional saludo navideño quedó evidenciado el enojo de la reina Isabel II con su nieto Harry y su esposa Meghan por los repetidos desplantes que le han hecho a la familia real y a sus protocolos
 

Reproduce este artículo

Cada año, la reina Isabel II emite un mensaje navideño a sus compatriotas en el que hace un balance de los hechos acontecidos en el Reino Unido y en el que suele fijar su postura al respecto. Este año, el mensaje vino de forma muy anticipada, después de todo, la situación en el Reino Unido ha sido convulsionada por cuenta del Brexit, la política internacional y la economía.

"Hay expectativa porque, ya habiendo digerido los recientes resultados electorales, los británicos vuelven sus ojos y atención a la familia real y sus fuertes escándalos. Por un lado, el príncipe Harry y su esposa Megan Markle han desacatado la tradicional vida protocolaria de la realeza, por el otro, el príncipe Andrew no logra desmarcarse del todo del criminal Jeffrey Epstein y se ha visto involucrado en denuncias por abuso sexual contra menores" informa el medio digital Semana

Las primeras imágenes del saludo, que fue emitido a las 3:00 p.m. del 25 de diciembre, generó mucha atención y muchos comentarios por parte de los medios británicos. Esto pues en la escenografía, preparada año tras año con alto nivel de detalle, parece haber un mensaje oculto para Harry y Meghan.

El tema, insiste la prensa británica, es evidente cuando se contrasta con la transmisión del año pasado, cuando en su escritorio la reina incluyó dos fotos de la pareja. Los especialistas en temas de la realeza indican que este es un claro mensaje de la mujer de 93 años, que estaría molesta por el alejamiento de ambos de los protocolos exigidos de la realeza.

Al parecer la regente del Palacio de Buckingham está muy desilusionada con su nieto y su esposa. Por eso, parece, no acompañan las imágenes del príncipe Carlos y Camilla Parker; su marido, el duque de Edimburgo, Felipe; su padre, el extinto rey George VI, y sus favoritos que son el heredero William y su esposa Kate, junto con sus hijos George, Charlotte y Louis.

Harry y Meghan no estarán en Sandringham, lugar donde todos los miembros reales pasarán Nochebuena. La primera Navidad de Archie será en Canadá con su abuela materna. La pareja también se perdió el almuerzo previo a la Navidad en el Palacio de Buckingham.

“Pequeños pasos dados en la fe y en la esperanza pueden superar las diferencias de larga data y las divisiones profundamente arraigadas para brindar armonía y comprensión. El camino, por supuesto, no siempre es suave, y puede que a veces este año se haya sentido lleno de baches, pero pequeños pasos pueden hacer una gran diferencia”, fue una de las frases del discurso en la que la monarca estaría hablando sobre de la compleja situación de la familia.