La pandemia alcanza un nuevo récord en Italia: casi 1.000 muertos en un solo día
Italia alcanzó el récord de casi 1.000 muertes en 24 horas a causa del COVID-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.
Italia

Este 27 de marzo Italia alcanzó el récord de casi 1.000 muertes en 24 horas a causa del COVID-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus descubierto en la ciudad China de Wuhan a principios de diciembre de 2019.

Según datos oficiales de la Protección Civil italiana, este viernes el país lamentó el fallecimiento de 969 personas, por lo que ahora suma un total de 9.134 muertes, una cifra que casi triplica las ocurridas en China.

Según EFE, aunque los contagios se han ralentizado por el momento Italia no ha alcanzado el pico de infecciones, algo que se prevé en "los próximos días", explicó hoy el presidente del Instituto Superior de Sanidad, Silvio Brusaferro.

"No hemos alcanzado el pico ni lo hemos superado. Todos debemos ser conscientes de esto, tenemos señales de ralentización que nos hacen vaticinar que estamos cerca de ello, pero no hay datos que nos permitan afirmarlo", sostuvo el profesor en una rueda de prensa.

Y agregó: "Claramente las señales que tenemos son positivas y las medidas adoptadas están teniendo su efecto y frenando el crecimiento. Esperamos poder llegar al pico en los próximos días".

Italia, epicentro de la pandemia en Europa, vivió esta semana cuatro días consecutivos de descenso en el número de contagiados, cifrados actualmente en 62.013 personas, si bien este viernes se produjo un repunte en la curva.

Brusaferro alegó que esto puede deberse al retraso en la entrega de los datos de algunas regiones, que fueron computados todos en el balance de ayer: "Hay un leve retraso de algunos días en la elaboración de los datos", subrayó.

En cualquier caso los expertos italianos han constatado que la curva ascendente de los contagiados "parece atenuarse" concretamente desde el pasado 20 de marzo.

Por el momento, el factor de transmisión del coronavirus (R0), que indica el número de personas que puede contagiar cada enfermo, es superior a 1 y para interrumpir la circulación del patógeno es preciso reducir ese indicador "considerablemente bajo el uno".

 

 

El Presidente del Consejo Superior de Sanidad, Franco Locatelli, confirmó estas "señales claras" de la ralentización del contagio pero insistió en perseverar en las actuales restricciones de movimiento, el aislamiento de la ciudadanía y la distancia social.

"Las medidas han sido absolutamente determinantes para lograr contener el problema. No debemos aligerar la intensidad de las medidas de contención social porque si no el trabajo hecho hasta ahora quedaría en vano", apuntó.

En la misma línea Brusaferro apostó por seguir con las medidas: "Cuando alcancemos el pico, el descenso en los contagios será construido con nuestros propios comportamientos", refirió.

En concreto detalló que "el gran reto" es que la pandemia, que ha afectado especialmente a las regiones del país, no llegue a las del sur, más pobres y con un más precario sistema hospitalario.

Por otro lado, el 80 % de los fallecidos en Italia tienen más de 70 años y la mitad de esos tienen otras graves enfermedades, explicó Locatelli.