Exsecretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, será sepultado el sábado
El presidente peruano, Martín Vizcarra, acudió a rendir un homenaje póstumo al embajador Pérez de Cuéllar cuando llegó su féretro al Palacio de Torre Tagle, sede del ministerio de Relaciones Exteriores
Los restos de Pérez de Cuéllar son llevados al velatorio, en la Cancillería peruana. Efe
 

Reproduce este artículo

Las máximas autoridades de Perú y representantes de la diplomacia despidieron este viernes al exsecretario general de las Naciones Unidas Javier Pérez de Cuéllar, fallecido el miércoles en Lima a los 100 años, en el velorio instalado en la sede de la cancillería.

El presidente peruano, Martín Vizcarra, acudió a rendir un homenaje póstumo al embajador Pérez de Cuéllar cuando llegó su féretro al Palacio de Torre Tagle, sede del ministerio de Relaciones Exteriores, a donde llegaron ministros de Estado y representantes de embajadas y organismos internacionales.

Vizcarra se unió al cortejo fúnebre, al lado de los hijos del excanciller y exprimer ministro (2000-2001), y avanzó unos metros caminando hasta el ingreso del féretro a la sede de la Cancillería, en el centro histórico de Lima.

"Nos duele su partida, pero nos reconforta saber que su espíritu vive por siempre en esta casa de Torre Tagle, que es la suya, y que el suyo es el destino sereno del hombre justo", comentó el canciller peruano, Gustavo Meza Cuadra, en un mensaje compartido en Twitter.

En la víspera, Vizcarra extendió sus condolencias a la familia, en nombre de todos los peruanos, y calificó a Pérez de Cuéllar como un "insigne peruano, demócrata a carta cabal, quien dedicó su vida entera al trabajo por engrandecer a nuestro país".

 

 

El velatorio estará abierto al público en la cancillería peruana hasta la noche de este viernes y mañana se ofrecerá una misa de cuerpo presente en la iglesia de San Pedro, ubicada a escasos metros, antes de que el cortejo parta hacia el antiguo cementerio Presbítero Maestro, donde será sepultado con honores de jefe de Estado.

Pérez de Cuellar, quien fue el primer iberoamericano en ocupar la Secretaría General de las Naciones Unidas, cumplió cien años el pasado 19 de enero, alejado del escenario público desde hace varios años, por su delicado estado de salud.

El también candidato a la presidencia de Perú en 1995 ocupó distintas delegaciones diplomáticas alrededor del mundo, representando a Perú, antes de ser elegido secretario general de las Naciones Unidas en 1982, cargo que mantuvo hasta 1991.

Cuando se cumplió su centenario, el actual secretario general de la ONU, Antonio Guterres, escribió una carta en la que le expresó sus saludos por el cumpleaños con "orgullo y alegría" y recordó que al final de su cargo en la ONU logró los históricos Acuerdos de Paz de El Salvador y que "a menudo" ha reflexionado "sobre su ejemplo y experiencia para inspirarme y orientarme".

Tags