Hong Kong: Mitin de Acción de Gracias tras aprobación de ley norteamericana

Miles de manifestantes en Hong Kong organizaron una manifestación de "Acción de Gracias" el jueves por la noche en respuesta al presidente Donald Trump, que firmó dos proyectos de ley apoyando al movimiento prodemocrático de la ciudad.

Los manifestantes salieron a las calles poco después de que el presidente norteamericano firmara la nueva legislación. Algunos se cubrieron con banderas estadounidenses y expresaron su gratitud por el apoyo de la administración estadounidense.

"Hacemos este mitin es mostrar nuestra gratitud y agradecer al Congreso de Estados Unidos y también al presidente Trump por aprobar el proyecto de ley", dijo a Reuters el estudiante Sunny Cheung, de 23 años. "Estamos realmente agradecidos por eso y realmente apreciamos el esfuerzo realizado por los estadounidenses que apoyan a Hong Kong, que no eligen el lado de Beijing".

“Estaba seguro de que Donald Trump firmaría la ley porque estamos luchando por la libertad universal. Todo el mundo debería apoyar eso ”, dijo otra joven al medio de comunicación. "Pero queremos agradecer a quienes nos apoyan en todo el mundo, una ciudad pequeña como Hong Kong, les agradecemos su atención".

El presidente Trump firmó los proyectos de ley con un respaldo casi unánime de los legisladores de la Cámara y el Senado y dijo que lo hizo por respeto al presidente del Partido Comunista Chino, Xi Jinping, y al pueblo de Hong Kong.

"Se están promulgando con la esperanza de que los líderes y representantes de China y Hong Kong puedan resolver sus diferencias de manera amistosa, lo que conducirá a la paz y la prosperidad a largo plazo para todos", dijo en un comunicado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China reaccionó furiosamente ante la medida, calificando las leyes de "acción hegemónica al desnudo" y convocó a su embajador estadounidense.

"La parte estadounidense ignoró los hechos, y animó descaradamente a los delincuentes violentos que destrozaron e incendiaron, perjudicaron a residentes inocentes de la ciudad, pisotearon el estado de derecho y pusieron en peligro el orden social", dijo el ministerio.

Los dos países libran actualmente una guerra comercial y tienen profundas diferencias sobre los reclamos de China sobre el Mar Meridional de China y Taiwán, los problemas de derechos humanos y las acusaciones de espionaje industrial contra China.

El primero de los proyectos, conocido como "Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong" y aprobado la semana pasada por el Congreso, tiene como objetivo "proteger" los derechos humanos en la ex colonia británica y da poderes al Gobierno de Trump para sancionar a funcionarios chinos.

Más en concreto, el texto requiere al Gobierno de Estados Unidos que, a través del Departamento de Estado, certifique una vez al año que China mantiene su trato especial a Hong Kong con el respeto a su autonomía ante el riesgo de sanciones.

La iniciativa también contempla sanciones contra funcionarios chinos responsables de violaciones a los derechos humanos como detenciones arbitrarias, torturas, confesiones forzadas o entregas extrajudiciales, entre otras.

Tras su aprobación por el Congreso, el Gobierno chino dijo que el texto "obvia los hechos, emplea un doble rasero e interfiere descaradamente en los asuntos internos de China" y amenazó con "fuertes represalias" para EEUU si finalmente Trump lo firmaba.

Además de este proyecto, Trump también rubricó un segundo texto que prohíbe la exportación de material antidisturbios para las fuerzas de seguridad hongkonesas, como ciertas municiones no letales, gases lacrimógenos, gas pimienta, balas de goma, cañones de agua y pistolas de aturdimiento.

El proyecto de ley de municiones se aprobó por unanimidad, mientras que el representante Thomas Massie (R-KY) fue el único miembro de la Cámara que se opuso al proyecto de ley de derechos humanos.

El presidente Trump reconoció la semana pasada que estaba sopesando las consecuencias de firmar el proyecto de ley.

"Mira, tenemos que apoyar a Hong Kong", dijo Trump en una entrevista en Fox & Friends. “Pero también estoy con el presidente Xi. Es un buen amigo mío. Es un tipo increíble".

Los legisladores demócratas y republicanos aplaudieron la firma de los proyectos de ley. El senador Robert Menéndez (D-NJ) dijo que "finalmente envía un mensaje claro e inequívoco a la gente de Hong Kong: estamos con usted".

El senador Jim Risch, republicano de Idaho y presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que los proyectos de ley son "un importante paso adelante para responsabilizar al Partido Comunista Chino por su erosión de la autonomía de Hong Kong y su represión de los derechos humanos fundamentales".

El representante Chris Smith (R-NJ), que patrocinó el proyecto de ley de derechos humanos de la Cámara de Representantes, dijo que Xi "debería entender que Estados Unidos no está bromeando sobre los derechos humanos". Golpear, torturar y encarcelar a activistas por la democracia está mal y esta legislación histórica le permite a China saber que respetar los derechos humanos fundamentales es primordial ”.

(Con información de Reuters y Associated Press)