En plena crisis energética, Cuba se agarra a Rusia
Varias reuniones empresariales buscan incrementar la colaboración entre los antiguos socios socialistas.
En plena crisis energética, Cuba se agarra a Rusia

La colaboración entre Cuba y Rusia es fundamental para que la isla logre solventar la actual crisis y se encamine a una situación de estabilidad de la mano de los empresarios e inversionistas rusos.

Es por ello que el Gobierno cubano centra sus esperanzas en las inversiones rusas y en los acuerdos que se puedan concretar tras una semana de negociaciones con los socios rusos y varias actividades que incluyeron la X Reunión del Comité Empresarial Rusia-Cuba, la primera Exposición Nacional de Cuba en Rusia y la XVII reunión de la Comisión Intergubernamental ruso-cubana.

"Hago un llamado a continuar trabajando para fortalecer más los vínculos de amistad y solidaridad entre los dos pueblos y Gobiernos, a hacer más eficientes nuestras relaciones económicas, comerciales y financieras de cooperación", declaró el vicepresidente del Consejo de Ministros cubano Ricardo Cabrisas Ruiz al intervenir en la sesión plenaria de la XVII reunión de la Comisión Intergubernamental ruso-cubana que se celebró este 20 de septiembre en Moscú.

Cabrisas constató que las sanciones de EEUU, junto a los efectos del cambio climático, han causado pérdidas a la economía cubana en la última década, "por casi 33.000 millones de dólares estadounidenses" y esto también "ha incidido en la situación financiera y provocado algunos atrasos en nuestros pagos".

Sin embargo, subrayó, Cuba va resolviendo esta situación "gradualmente" y "tenemos la voluntad y la decisión de cumplir cada una de nuestras obligaciones ante la Federación de Rusia".

El volumen de comercio entre Rusia y Cuba podría alcanzar los 500 millones de dólares a finales de este año, según apuntó el vice primer ministro ruso Yuri Borísov.

"El volumen de comercio ruso-cubano creció un 34% el año pasado, y este año también observamos un aumento sistemático. Al final de 2019, nos esforzaremos por alcanzar un nivel cercano a los 500 millones de dólares", dijo.

En el marco de la Comisión Intergubernamental Cuba-Rusia se firmó una hoja de ruta para modernizar el sistema energético de Cuba lo que permitirá al país caribeño ahorrar hasta 1.800 millones de dólares, declaró Borísov.

El vice primer ministro destacó que ahora "Cuba está bajo influencia seria de sanciones y tiene un déficit de suministros de productos derivados del petróleo".

En enero pasado Rusia y Cuba acordaron una hoja de ruta sobre la cooperación en el ámbito de energía en 2019, y decidieron crear un grupo de trabajo para implementar proyectos destinados a modernizar el sector energético de Cuba con la ayuda de empresas rusas.

Un paso más concreto para materializar esa cooperación fue el acuerdo firmado este 20 de septiembre entre el grupo ruso INTER RAO y la empresa cubana Energoimport para el mantenimiento técnico capital a las unidades generadoras de tres centrales termoeléctricas de la isla.

Por su parte, el viceministro de Energía cubano Yuri Viamontes Lazo, destacó el interés de las empresas rusas en los proyectos de energía del país caribeño.

"Tenemos un grupo de grandes empresas rusas que han mostrado su disposición y hemos ido ratificando esa disposición y además ampliando la posibilidad de proyectos", acotó Viamontes.

Rusia también está interesada en retomar la cooperación agrícola con Cuba y elevarla a los niveles conseguidos durante la época soviética, comentó a Sputnik la directora general del Comité Nacional ruso para la Cooperación Económica con los Países Latinoamericanos (CN CEPLA), Tatiana Mashkova.

"Espero que en el tema de la agricultura por fin podamos colaborar de forma tan activa como se hizo en los años de la Unión Soviética", apuntó Mashkova en el marco de la primera Exposición Nacional de Cuba en Rusia.

Mientras que varias empresas del sector agrícola cubano presentes en la primera Exposición Nacional de Cuba en Rusia —realizada en Moscú del 18 al 20 de septiembre—, establecieron contactos con empresas rusas con el fin de exportar sus mercancías y adquirir tecnologías avanzadas para la producción en la isla caribeña.

Entre los participantes de la feria cubana estaban también la empresa Tecnoazúcar y la corporación Cuba Ron S.A, dispuestas a posicionarse en el mercado ruso con sus principales rones Mulata y Cubay, respectivamente. También llegó BioCubaFarma, con medicamentos, tecnologías y equipos de salud innovadores que podrían tener demanda en el mercado ruso.

La primera Exposición Nacional de Cuba en Rusia se desarrolló en la capital rusa del 18 al 20 de septiembre.

La feria, que contó con la participación de más de 50 empresas cubanas, permitió estudiar las oportunidades de comercio bilateral y de inversiones que ofrece Cuba en los principales sectores de la economía nacional, entre ellos la agroindustria, los alimentos y bebidas, la ciencia y la tecnología, los servicios médicos, los productos, servicios y tecnologías de la industria biotecnológica y farmacéutica y otros.

(Con información de Sputnik)

Tags