El Ministerio Público abre un proceso a Evo Morales por supuesto fraude electoral
Sobre el expresidente pesa una orden de aprehensión de la Fiscalía de Bolivia para que acuda a declarar, tras ser denunciado por el Gobierno interino del país por terrorismo
El Ministerio Público abre un proceso a Evo Morales por supuesto fraude electoral

El Ministerio Público de La Paz resolvió abrir un proceso penal contra el expresidente Evo Morales y otras exautoridades por supuesto fraude electoral en los comicios del pasado 20 de octubre en Bolivia.

El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, informó a los medios este miércoles que la Fiscalía de La Paz abrió un nuevo caso en contra de Morales, el exvicepresidente Álvaro García Linera y los exministros Juan Ramón Quintana, Héctor Arce y Carlos Romero.

La pasada semana, el candidato a la presidencia por la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, presentó un memorial ante la Fiscalía General del Estado en Sucre, capital de Bolivia y sede del Poder Judicial, para que se incluya a esos exfuncionarios en la investigación por supuesto fraude electoral.

El expresidente Carlos Mesa (2003-2005) señaló entonces que "Bolivia no permitirá que los autores del fraude queden impunes".

"PAVOR" A EVO MORALES

En tanto, el diputado Édgar Montaño del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales, sostuvo que "se van a inventar un montón de procesos" en contra del expresidente porque "les da pavor" que "esté presente" en el Parlamento boliviano.

Evo Morales ha presentado una candidatura a senador por el MAS, aunque está pendiente de habilitación por el órgano electoral.

"Deben saber que los bolivianos están cansados, en estos pocos 90 días, de las arbitrariedades que va cometiendo el Gobierno", refirió Montaño.

LA INVESTIGACIÓN

La Fiscalía abrió una investigación en contra de los siete exvocales del Tribunal Supremo electoral por supuesto fraude en los pasados comicios del 20 de octubre, de los que seis están en detención preventiva y uno en domiciliaria.

Esa investigación se abrió tras un informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) que identificó irregularidades en la elección.

La Fiscalía General del Estado debía analizar si se incluía a Morales y las otras exautoridades en ese caso o se abría otra investigación.

Tras las denuncias de organismos internacionales de irregularidades en las elecciones, Morales anunció el pasado 10 de noviembre su renuncia, denunciando un golpe de Estado para derrocarlo en medio de presiones de mandos policiales y militares, entre otras.

El Gobierno transitorio de Bolivia promulgó en noviembre una ley que anuló los comicios de 2019 y que fijó las bases de un nuevo proceso electoral previsto para el próximo 3 de mayo.

LOS PARADEROS

El expresidente partió hacia México en noviembre, para luego trasladarse a Argentina en diciembre, donde solicitó refugio, acompañado de García Linera en ambos países.

En tanto que los exministros de la Presidencia Juan Ramón Quintana y de Justicia Héctor Arce se alojaron en la residencia de la Embajada de México en La Paz, a la espera de un salvoconducto que el Gobierno de Jeanine Áñez no les ha otorgado para salir del país.

Morales es el jefe de campaña de su partido de cara a los nuevos comicios del 3 de mayo y se postula al Senado por la región boliviana de Cochabamba.

Además de esta investigación, sobre el expresidente pesa una orden de aprehensión de la Fiscalía de Bolivia para que acuda a declarar, tras ser denunciado por el Gobierno interino del país por supuestos delitos como terrorismo.