El expresidente José Mujica se reúne con Evo Morales en México para "darle un abrazo"

El exmandatario de Uruguay José Mujica y Evo Morales, asilado en México tras renunciar a la Presidencia de Bolivia el pasado 10 de noviembre, se reunieron en la capital mexicana, informó este lunes el exgobernante boliviano.

"Recibí la visita del hermano Pepe Mujica, expresidente de Uruguay y luchador social incansable por la dignidad de nuestros pueblos. Agradezco su solidaridad con nuestra querida Bolivia en estos momentos", apuntó Evo Morales en un mensaje en Twitter.

Morales publicó una imagen de ambos sentado en un sofá y hablando informalmente, mientras Mujica toma mate y Morales una bebida de una taza.

José Mujica, presidente de Uruguay de 2010 a 2015, se encuentra esta semana de visita a la Ciudad de México para participar en varios eventos, y el sábado pasado, a su llegada, fue recibido por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

 

 

Este lunes, Mujica ofrecerá una conferencia de prensa en la sede de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México a las 10.00 hora local (16.00 GMT) y en esa misma universidad recibirá horas después el honoris causa.

En rueda de prensa desde la Universidad Iberoamericana, Mujica detalló que se reunió con Morales para darle un abrazo porque "desde hace muchos años" han sido amigos, pues quienes han sido presidentes "no dejan de ser humanos".

El exmandatario de Uruguay expresó su reconocimiento a la histórica política de asilo del Gobierno de México.

También percibió que hay una salida "más o menos democrática" para la "desgracia que padece Bolivia".

"Tal vez no sea lo mejor, pero parecería que es posible, sobre todo para que Bolivia no se entierre en la intolerancia y pueda superar algo que es también la base del conflicto. Hay gotas venenosas de racismo en todo esto", manifestó.

 

 

Además, Mujica calificó de "bastante lamentable" la actitud de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo secretario general, Luis Almagro, fue canciller durante su presidencia en Uruguay.

Esta no es la primera ocasión en que Mujica critica a Almagro, de quien ha lamentado su posicionamiento sobre Venezuela y llegó a afirmar en 2017 que "se le comió el personaje" al asumir la dirección de la OEA.

Bolivia está sumida en un grave conflicto desde que el día después de las elecciones del 20 de octubre comenzaron las denuncias de fraude en contra de Evo Morales, que fue proclamado vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

El 10 de noviembre la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió en un informe graves irregularidades en los comicios.