EEUU y Rusia acuerdan “intensificar” las consultas sobre crisis de visados y presencia diplomática

Rusia y Estados Unidos acordaron intensificar las consultas sobre aspectos de las relaciones bilaterales, que incluye los visados y el trabajo de las misiones diplomáticas
Acuerdos entre Rusia y Estados Unidos / Foto: AFP
 

Reproduce este artículo

Los Gobiernos de Estados Unidos y Rusia acordaron “intensificar” las consultas para abordar la crisis de visados y el trabajo de sus misiones diplomáticas, confirmó el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov.

“Acordamos intensificar las consultas especializadas sobre algunos aspectos de las relaciones bilaterales, incluidos los visados y el trabajo de las misiones diplomáticas”, dijo Ryabkov en declaraciones con la agencia rusa de noticias Sputnik Mundo.

El diplomático ruso manifestó que la reunión en Moscú con la subsecretaria de Estado de Estados Unidos para Asuntos Políticos, Victoria Nuland, ha sido útil, afirmando que Washington de momento “no toma en consideración las demandas” de las autoridades rusas.

Reconoció que el trabajo consular y la presencia del personal diplomático ruso en Estados Unidos y viceversa no estaría mejorando, ya que “las posiciones de las partes no coinciden”.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, coincidió en que las conversaciones han sido “útiles” y reafirmó que la postura estadounidense sobre la dotación de personal se mantiene firme.

“Esperamos igualdad en la cantidad de personal y esperamos reciprocidad de visados. Debe haber justicia, debe haber flexibilidad por parte de Rusia si queremos lograr un acuerdo equitativo, y eso es precisamente lo que buscamos”, señaló.

Agregó que, Estados Unidos ha buscado involucrarse diplomáticamente, en múltiples niveles, con el Gobierno de Moscú, pero no dio detalles sobre la reapertura de los consulados en Rusia.

La Embajada de Estados Unidos en Rusia redujo en agosto el número de trabajadores en la legación diplomática a 120, es decir, el mínimo de empleados, debido a las restricciones impuestas por el Gobierno ruso en respuesta a las sanciones de Washington anunciadas en abril.

Las restricciones rusas se producen luego de que Estados Unidos decidiera expulsar a un centenar de diplomáticos rusos en vista de una presunta vinculación con los servicios de Inteligencia del país.