EE.UU. trabaja “duro” para que Nicolás Maduro se vaya del poder antes de fin de año
Elliott Abrams, representante especial de Estados Unidos para Venezuela, afirmó este martes que continuará el apoyo al líder opositor Juan Guaidó
 Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Miguel Gutiérrez / EFE
 

Reproduce este artículo

Elliott Abrams, representante especial de Estados Unidos para Venezuela, afirmó este martes que el gobierno del presidente Donald Trump mantendrá apoyando al líder opositor Juan Guaidó, luego de los comicios legislativos convocados por el régimen de Nicolás Maduro para el próximo del 6 de diciembre.

Mientras el chavismo alardea de la capacidad de organizar unas elecciones, un mantra con el que busca desmontar las acusaciones de la oposición que presenta a Venezuela como una dictadura, los detractores del Gobierno denuncian que el árbitro electoral no es imparcial, que la justicia también dejó de serlo y que, por tanto, las condiciones para acudir a unas elecciones no existen.

En este contexto, Abrams insistió en que “Estados Unidos no reconocerá esta elección fraudulenta" y señaló - en una audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado realizada este martes- que “estaba en conversaciones con la mayoría de los aproximadamente 60 países que han respaldado a Guaidó y confiaba en que le mantendrían su apoyo”, se precisa en un reporte publicado por Radio TV Martí.

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela destacó además, que trabajan "duro" para que Nicolás Maduro, “no siga en el poder a fines de año”. "(…) esperamos que él (Maduro) no sobreviva el año y estamos trabajando duro para que eso suceda", aseveró el diplomático.

Asimismo hizo un llamado a países latinoamericanos y la Unión Europea (UE), a imponer sanciones sobre el "régimen" para lograr el objetivo de expulsar al dictador venezolano. También se dirigió a los gobiernos de Canadá y los países signatarios del Tratado de Río:

"Necesitamos restricciones de viaje. En este caso, cuantas más sanciones mejor porque ponen más presión sobre el régimen", acotó.

Abrams refirió que para sacar definitivamente del poder a Maduro, "el pueblo venezolano debe reaccionar" contra las elecciones legislativas dispuestas para inicios de diciembre, que según dijo “son amañadas por el partido socialista gobernante”. Precisó que “la comunidad internacional, incluidos los 59 países que reconocen como presidente interino al líder opositor Juan Guaidó, también deben rechazar esos comicios como un completo fraude".

 

En el reporte de Radio TV Martí se subraya que las votaciones de las próximas elecciones legislativas en Venezuela, “podrían allanar el camino hacia una pérdida de control de la oposición de la Asamblea Nacional venezolana, lo que podría complicar la posición política de Guaidó en razón de su cargo como presidente del congreso y del que deriva la legitimidad de su presidencia interina, según sostiene”.

Estados Unidos considera una farsa la reelección de Maduro en 2018, escudriñado desde entonces en el respaldado del poder militar, por lo que ha mantenido su apoyo a Juan Guaidó.