Doctor cubano expulsado de Mauritania muere de un infarto en aeropuerto de París
Al parecer, Juan Manuel Obana Borges habría solicitado asilo político en el país europeo, el cual le fue denegado.
Doctor cubano expulsado de Mauritania muere de un infarto en aeropuerto de París
 

Reproduce este artículo

El médico cubano Juan Manuel Obana Borges, recién expulsado de una "misión internacionalista” en Mauritania, falleció el pasado 11 de septiembre en el baño del aeropuerto Charles de Gaulle, de París, bajo “extrañas circunstancias”.

De acuerdo con un reporte de Diario de Cuba, Obana Borges, de 47 años y natural de Baracoa, Guantánamo, había estado trabajando en un hospital de Nuakchot, capital del país africano, como especialista en terapia intensiva y medicina interna.

Fuentes cercanas al galeno explicaron al medio que, días antes de su exclusión de la Brigada Médica, el galeno había tenido “desavenencias” con el director del hospital por causa del tratamiento aplicado a una embarazada que presentó un tromboembolismo pulmonar.

Al parecer, Obana Borges ingresó a la mujer en terapia intensiva con respiración mecánica, algo que no le pareció bien al administrativo.

“El director del hospital le exigió que le diera el alta a la paciente, algo a lo que Juan Manuel se negó. Al día siguiente, le exigió que la trasladara a un hospital a 300 kilómetros, cosa a la cual también Juan Manuel se opuso”, detalló una de las fuente, cuya identidad no fue revelada por razones de seguridad.

A raíz de este incidente, la jefa de la Brigada Médica Cubana en Mauritania, con la cual el galeno también había tenido conflictos, le notificó a Obana Borges su "expulsión inmediata" de la misión y -según el diario- “lo montaron en un avión con destino a Francia”.

En el aeropuerto de París el especialista sufrió un primer infarto, que lo hizo perder el avión con destino a Cuba. Un segundo ataque le resultó mortal. “A pesar de que lo reanimaron, no pudo recuperarse”, detalló la fuente.

 

Ante la falta de información sobre las circunstancias que rodean su muerte, disímiles teorías han surgido entre amigos y conocidos. Algunas versiones indican que el galeno habría solicitado asilo político en Francia.

“Amigos comunes me cuentan que él contactó con alguien para desertar en el aeropuerto, tenía personas afuera que lo iban a ayudar”, relató Emerson Moreno, excompañero de estudios de la víctima.

“El agente de Inmigración demoró unas tres horas y, al final, lo que le dijo fue que le ofrecían solamente regresar a Cuba o irse a Rusia. Parece que Francia le negó el asilo directamente”, comentó el isleño radicado en Miami. “Una hora más tarde lo encontraron muerto en un baño del aeropuerto y le diagnosticaron un infarto”.

Familiares de Obana Borges, que no tenían conocimiento de sus supuesta intenciones de quedarse en Francia, ahora deben lidiar con la repatriación del cadáver.

“La información sobre el traslado del cadáver ha sido escasa. La atención aquí hacia la familia ha sido escasa. Está a nivel de embajada. La realidad es que la mayor información la hemos tenido a través de una logia masónica a la que pertenecía Juan Manuel”, explicó al medio citado un miembro de la parentela.

“Lo único que pedimos la familia es justicia para lo que sucedió. Le causaron un estrés que fue incompatible con la vida. Era un hombre fuerte joven, de 47 años. Y este suplicio parece que va durar una semana más, hasta que llegue el cadáver”, concluyó.