Colapsan hospitales en seis estados de Brasil a causa de la pandemia
En Amazonas, Pará, Ceará, Pernambuco, Maranhão y Río de Janeiro las salas de cuidados intensivos no dan abasto, incluidas las del sector privado
La infraestructura sanitaria de Brasil, a punto del colapso

Seis estados brasileños ya están experimentando el colapso de su infraestructura sanitaria, incluso las clínicas y hospitales privados, debido a la pandemia de coronavirus, informó el presidente de la Confederación Nacional de Salud de Brasil, Breno Monteiro.

Según el director de la organización, que representa al sector privado en el sistema de salud en el país, el problema se identificó en Amazonas, Pará, Ceará, Pernambuco, Maranhão y Río de Janeiro.

“En estos seis estados tenemos un desglose de ambos sistemas. Contratar camas privadas para UCI en estos lugares ya no es una opción”, dijo Monteiro al diario local O Globo.

Según Monteiro, la pandemia de Covid-19 provocó una gran necesidad de Unidades de Cuidados Intensivos que ni siquiera la red privada, que solía trabajar con un nivel de inactividad mayor que el sistema público, es capaz de cumplir.

Afirma, además, que tener el 90% o más de las UCI ocupadas, con pacientes que luchan por camas que están vacantes, ya es una situación de colapso, especialmente en medio de la pandemia.

Monteiro afirmó estar viviendo los “peores días” de su vida. Vive en Belém, uno de los lugares con una estructura de salud más afectados por el Covid-19. “Es muy triste ver gente, ver conocidos, mendigando camas, ya sea en la red pública o privada”, afirmó el especialista.

Hasta el miércoles por la noche, Brasil había registrado 125 mil 281 casos de Covid-19 y 8 mil 536 muertes, según un boletín del Ministerio de Salud.


Los cinco estados con el mayor número de muertes por Covid-19 son: São Paulo (3 mil 45), Río de Janeiro (mil 205), Ceará (848), Pernambuco (803) y Amazonas (751).

Los cinco con el mayor número de casos: São Paulo (37 mil 853), Río de Janeiro (13 mil 295), Ceará (12 mil 304), Pernambuco (9 mil 881) y Amazonas (9 mil 243).

Con todo, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, junto a influyentes empresarios y algunos ministros, acudió el jueves 7 de mayo a la sede de la Corte Suprema para abogar por el retorno de la actividad económica.

“Tenemos que evitar que el país se sumerja ahora en una crisis económica de la que no podrá salir”, declaró el mandatario frente al presidente del Supremo, José Antonio Dias Toffoli, quien recibió a Bolsonaro y a los empresarios para una audiencia que no figuraba en su agenda.

Junto a los empresarios, Bolsonaro reiteró su opinión de que “algunos estados y municipios fueron muy lejos” con las medidas que restringen la circulación de personas por la pandemia.

ostuvo que esas medidas de aislamiento social, que en algunas regiones del país ya llegan al confinamiento total, “van a colapsar la economía” y harán de Brasil una “nueva Venezuela, pero no por el régimen, sino por la miseria que existe” en esa nación.