China confirma un caso de peste bubónica, 500 más sospechosos
En la región autónoma de Mongolia Interior habrían otros 500 pacientes sospechosos de contagio por la llamada peste negra, según reportes de prensa.
China

A la par de una reducción drástica de los nuevos contagios por coronavirus, las autoridades sanitarias de China, donde explotó la pandemia de COVID-19 a finales del pasado año, confirmaron un caso de peste bubónica en la región autónoma de Mongolia Interior, publicó la agencia estadounidense de noticias The Associated Press (AP).

Según esa fuente, las autoridades del distrito de Bayannur alertaron el pasado domingo sobre la peste y ordenaron a los residentes no cazar animales salvajes.

Además, habrían indicado poner bajo tratamiento a cualquier persona con fiebre o con posibles signos de infección.

Por su parte, la cadena Univisión publicó que 500 personas más se consideraban sospechosas de contagio por la llamada peste negra. El caso confirmado se habría contagiado tras estar en contacto con una marmota.  

Las autoridades chinas también han expresado su temor por la enfermedad que causó miles de muertes en la Edad Media.

La peste bubónica resulta fatal en alrededor del 90% de los casos que no reciben tratamiento con varios tipos de antibióticos. Por su parte, la infección también puede desarrollarse como peste neumónica, la cual resulta una infección pulmonar severa que causa dificultad para respirar, dolor de cabeza y tos.

Aunque el país asiático ha erradicado en gran medida la peste, en la actualidad se confirman casos esporádicos, sobre todo entre cazadores de animales salvajes. De acuerdo con AP, el último brote conocido fue en 2009, cuando varias personas murieron en la ciudad de Ziketan, en la provincia de Qinghai.

Desde finales de 2019 China no solo ha enfrentado la pandemia mundial de coronavirus, originada en Wuhan, sino también la peste porcina africana, que ha devastado los rebaños de cerdos.

Este jueves, la Comisión Nacional de Sanidad de China informó que el país asiático solo registró nueve nuevos positivos por el coronavirus SARS-CoV-2 la víspera. Todos se tratan de casos “importados”, es decir, viajeros procedentes del extranjero, precisó EFE.

Se trata del tercer día consecutivo sin contagios por transmisión local en China, después de que el martes las autoridades sanitarias anunciaran que Pekín no había registrado ningún nuevo positivo por primera vez desde se detectó un rebrote a principios de junio en un mercado mayorista de la capital del país.

Asimismo, las autoridades sanitarias detallaron que, hasta la pasada medianoche local (16:00 hora GMT del miércoles), se había dado de alta a 42 pacientes, mientras que uno logró salir del estado de gravedad, con lo que el número total de infectados activos en China es de 357, cinco de los cuales están graves.

La Comisión Nacional de Sanidad no anunció nuevos fallecimientos por la COVID-19, por lo que la cifra se mantuvo en 4634, entre los 83 581 infectados diagnosticados oficialmente en China desde el inicio de la pandemia, y de los que 78 590 superaron con éxito la enfermedad y fueron dados de alta.

En cuanto a los infectados asintomáticos, China registró seis nuevos casos en este último informe, lo que deja el total de personas en esas circunstancias bajo observación en 112.