Chile: candidato que rompería relaciones con castrismo gana primera vuelta de elecciones

José Antonio Kast ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Chile y buscará derrotar al candidato de izquierda Gabriel Boric el próximo 19 de diciembre
José Antonio Kast y bandera cubana
 

Reproduce este artículo

José Antonio Kast ganó este domingo la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Chile y buscará derrotar al candidato de izquierda Gabriel Boric el próximo 19 de diciembre.

Kast, con el 27,93% de los votos a su favor, fue la primera opción de los chilenos que participaron en los comicios, seguido por Boric (25,78%) tras escrutarse el 98,37% de las mesas, informó el Servicio Electoral este lunes.

Una de las medidas prometidas por Kast para implementar si ocupa la presidencia del Estado, es “romper relaciones diplomáticas con Cuba y Venezuela”, ha dicho en Twitter.

“Chile no puede seguir subsidiando políticamente a regímenes dictatoriales de América Latina. Nuestro país debe liderar, con el ejemplo, el restablecimiento de la democracia y la libertad en esas naciones”, expresó Kast en la red social.

El candidato de derecha comenzó el debate del pasado 15 de noviembre de cara a los comicios generales, desplegando una bandera cubana y dijo que “en algún momento se hará la libertad” en la isla gobernada por un régimen comunista.


“Quiero mostrar esta bandera y decirle a todo el pueblo cubano que estamos con ellos. Que en algún momento se hará la libertad para cada uno de ustedes”, declaró Kast, aspirante a mandatario por el Frente Social Cristiano, coalición de los partidos Republicano y el Conservador Cristiano.

Recientemente Kast causó polémica cuando señaló diferencias entre la dictadura de Augusto Pinochet y los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

“Hay una situación que claramente marca una diferencia con lo que ocurre en Cuba, Venezuela o en Nicaragua. Creo que lo de Nicaragua refleja plenamente lo que en Chile no ocurrió, que, frente a elecciones democráticas, se realizaron y no se encerró a los opositores políticos. Y eso marca una diferencia fundamental”, dijo Kast, según reporte de El País.

El abogado de 55 años opina que Pinochet cumplió con la transición. “No hay punto de comparación entre lo que ocurre en Cuba, donde llevan más de 70 años de dictadura; no hay comparación con la narcodictadura de Venezuela; y no hay punto de comparación con la dictadura de Ortega en Nicaragua”, afirmó hace pocos días a la prensa internacional.

José Antonio Kast también ha dicho que los 17 años del régimen militar contribuyeron a “un desarrollo económico que permite hoy día que Chile haya pasado a ser uno de los países más destacados de Latinoamérica”. No obstante, señaló en un programa de televisión que “cualquier persona que haya violado los derechos humanos, sea militar o no, yo no lo respaldo”.

Gabriel Boric, diputado del Frente Amplio y rival de Kast en la segunda vuelta, también ha criticado al régimen de La Habana, aunque su aliado, el Partido Comunista de Chile, respalda el castrismo y firmó una declaración de apoyo a Daniel Ortega tras las pasadas elecciones en Nicaragua, cuestionadas por la Unión Europea y Estados Unidos.

Luego del estallido antigubernamental del 11 y 12 de julio pasado en Cuba, Boric dijo que se solidariza “con el pueblo cubano que hoy día se está manifestando en contra del gobierno”.

“Tengo un solo estándar en materia de violaciones a los derechos humanos, son inaceptables”, dijo el candidato por la coalición Apruebo Dignidad.