Activistas independientes demandan que Cuba incluya el feminicidio como delito específico

Activistas cubanas han afirmado que Cuba debe incluir el feminicidio como un delito específico y establecer una Ley contra la violencia de género para evitar que las mujeres del país sigan siendo víctimas del maltrato masculino, informó Inter Press Service (IPS).

Según la psicóloga Mareelén Díaz, quien trabaja en el Centro no gubernamental Oscar Arnulfo Romero (OAR), la ciudadanía cubana ha ido divulgando más información sobre feminicidios y maltratos contra la mujer en Cuba desde que en diciembre se aprobó el uso de internet en los teléfonos, pero esto no es suficiente a nivel de país.

El Centro OAR promueve eventos y campañas contra la violencia de género en la capital cubana desde el 2007.

El primer paso para encaminarse en la solución de un problema es el reconocimiento de su existencia”, dijo Díaz al medio citado haciendo referencia a la ausencia de datos públicos abiertos en Cuba, en relación con los feminicidios, pero también con homicidios y otros tipos de delitos de los que el Gobierno Cubano no ofrece información.

“En los últimos tiempos en Cuba, los medios de comunicación y periodistas (independientes) han estado apuntando y visibilizando con ejemplos que este problema existe”, agregó Díaz, en referencia a los múltiples casos conocidos públicamente gracias al internet y las redes sociales.

“Antes de que ocurra el femicidio, se viven muchas violencias, de años de evolución. Por lo general, las mujeres que nos llegan a la consejería están siendo violentadas entre cinco y 15 años antes”, explicó Ivón Ernard, psiquiatra que trabaja en la misma organización y coordina la Consejería a Mujeres en Situaciones de Violencia.

“Celebrar un día no es suficiente, hacer campañas ya no es suficiente”, afirmó Rita María García, directora del Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo-Cuba (CCRD), fundado en el 2010 con sede en Cárdenas (Matanzas) donde se han reportado varios casos de mujeres asesinadas por hombres.

Esta otra asociación brindan consultas especializadas para mujeres víctimas dentro del Programa de Atención Psicopastoral.

“No hay percepción de riesgo porque no se han promulgado leyes, decretos y la base jurídica cubana no contempla fuertes condenas y un sistema para las denuncias que proteja a las mujeres”, añadió esta activista.

En comparación con países de América Latina donde el índice de feminicidios está disparado, Rita María García afirmó que en Cuba la situación no llega a cifras dramáticas de las que se tenga noticia, aunque de todos modos “las cifras son alarmantes”, aseguró.

“No hay un día que no escuchemos o conozcamos no solo casos de feminicidio, sino de una violencia real, palpable y desesperante”, agregó.

Especialistas, feministas y activistas han reclamado al Gobierno de Cuba que establezca un sistema de prevención y leyes que protejan a las mujeres de la violencia machista y misógina sin que se hayan visto resultados, documenta IPS.

También han pedido que se capacite a la policía para que puedan estar en alerta ante posibles casos de violencia de género.

“El conocimiento en la población es mínimo porque persisten muchos mitos que invisibilizan el femicidio. Este concepto es nuevo para muchas personas y en no pocos casos lo asocian a otros contextos del mundo”, dijo Valia Solís, especialista fundadora de la consulta del CCRD.

Un informe reciente del Gobierno de Cuba que por primera vez en la historia reconoce la existencia de feminicidios en el país, dio a conocer que las mujeres de 15 años y más sumaban en 2016 5.052.239 feminicidios, de una población total de 11,2 millones de habitantes. Este reporte no ha sido publicado en la prensa nacional cubana.

Hace apenas unas semanas, salió a la luz un estremecedor caso de una mujer santiaguera asesinada brutalmente a puñaladas por su expareja, padre de su hijo más pequeño. Esta víctima había denunciado a su atacante con anterioridad.