Venezuela pagó 5 mil millones al castrismo en contratos de telecomunicaciones

Julio Borges sostuvo que la penetración de Cuba no es solo en telecomunicaciones, también en identidad, cultura, salud, inteligencia militar, economía y política.
Julio Borges, nombrado comisionado para Relaciones Exteriores por el líder opositor Juan Guaidó. EFE/Joédson Alves/Archivo
 

Reproduce este artículo

Venezuela ha gastado más de 5.000 millones de dólares en contratos con empresas cubanas en el área de telecomunicaciones, denunció este miércoles 11 de noviembre a través de su cuenta de Twitter el comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges.

De acuerdo con Borges, La Habana se encargó de construir la red de telecomunicaciones del Estado, por el que “Venezuela ha pagado más de 5 mil millones de dólares”.

El representante de la política exterior designado por el líder opositor, Juan Guaidó, dijo que la invasión cubana se expresa en todos los sectores de la sociedad y reveló algunas de las empresas que participan en el sector de las telecomunicaciones.

“La penetración de Cuba es tal en nuestro país que fueron ellos quienes se encargaron de construir la red de telecomunicaciones del Estado. Es este un ejemplo palpable del saqueo y el control cubano”, indicó el tuit.

Borges señaló que “empresas cubanas como Copextel y Cubatel han tenido un papel protagónico en estos contratos”.

El comisionado, además, sostuvo que “la penetración de Cuba no solo en telecomunicaciones, también en identidad, cultura, salud, inteligencia militar, economía y por supuesto, política”.

“Cuba es ese elefante en el cuarto, esa mano invisible detrás de todo, que se empeña en sostener a Maduro en el poder”, agregó.

La dictadura de Maduro ha derivado en un Estado criminal sostenido por Cuba, Irán y el crimen organizado, manifestó Borges.

“Venezuela ya no es una dictadura solamente, se trata de un Estado criminal con una agenda antioccidente, que es sostenido por Cuba, Irán y el crimen organizado. Es, verdaderamente, una amenaza que está socavando subterráneamente la paz y seguridad del hemisferio”.

Y calificó como fundamental reconstruir la presión interna, con apoyo de una presión internacional, para fracturar a la dictadura que somete a Venezuela.

 

 

CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD

La semana pasada, la oposición de Venezuela rechazó una reunión sostenida el pasado 4 noviembre en La Haya (Holanda) entre la fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, y su homólogo venezolano, Tarek Saab, a quien acusa de encubrir delitos de Nicolás Maduro.

Julio Borges a través de Twitter, señaló a Saab y a Alfredo Díaz, quien también participó, de ser "cómplice" de crímenes de lesa humanidad en el país caribeño, pues "se han prestado para la persecución y el asesinato de miles de venezolanos".

El tribunal abrió en febrero de 2018 un examen preliminar a Venezuela por supuestos abusos de sus fuerzas de seguridad, tanto en las manifestaciones ocurridas desde abril de 2017 como en algunas cárceles donde se habría maltratado a opositores.

La Fiscalía de la CPI ha solicitado a Venezuela información sobre "los procedimientos internos pertinentes y su conformidad con los requisitos del Estatuto de Roma", la carta fundacional de la corte internacional.

La opinión de Borges no es unánime entre la oposición liderada por Guaido, reconocido presidente interino de Venezuela por unos 50 países.

(Con información de EFE)