ONU: hay indicios de que narcos se han infiltrado en ejército de Venezuela

Un organismo del sistema de las Naciones Unidas reveló este jueves que existen indicios de que carteles dedicados al tráfico de drogas han logrado infiltrarse en las fuerzas de seguridad de Venezuela, según informó hoy Infobae.

Esa advertencia la hizo la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), el órgano de Naciones Unidas que vela por el cumplimiento de los tratados internacionales contra las drogas, en su informe anual difundido este jueves en Viena.

“Hay indicios de que, en la República Bolivariana de Venezuela, los grupos delictivos han logrado infiltrarse en las fuerzas de seguridad gubernamentales y han creado una red informal conocida como el ‘Cártel de los Soles’ para facilitar la entrada y salida de drogas ilegales”, señala la JIFE.

Según ese órgano, integrado en el sistema de la ONU, los grupos delictivos organizados “han transportado grandes cantidades de drogas ilícitas a Europa y los Estados Unidos desde Colombia, pasando por la República Bolivariana de Venezuela”.

 

 

El informe 2019 de la JIFE señala que, para controlar ese tráfico, especialmente el de cocaína a través de Centroamérica hacia los Estados Unidos, “los grupos delictivos organizados controlan los puertos marítimos y utilizan aeronaves ligeras, con las que realizan vuelos ilegales”, de acuerdo al reporte de Infobae.

La JIFE se describe como “un órgano independiente y cuasi judicial” constituido por 13 expertos con un mandato de cinco años y que tienen como función verificar el cumplimiento de las Convenciones internacionales sobre drogas.

Este órgano no señala el origen de la información en la que se basan estas sospechas.

El término “sol” del presunto cartel alude a la insignia que reciben los oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) cuando ascienden al grado de general y que pueden llegar a cuatro soles para el caso de los generales en jefe.

Según Insight Crime, si bien “hay células en las principales ramas de las fuerzas armadas” y en todos sus niveles que esencialmente “funcionan como organizaciones narcotraficantes”, no se les puede describir como un “cartel” pues “no está claro cómo funcionan las relaciones entre esas células”.

 

 

El centro apunta que “no existe un árbol genealógico para una estructura tan nebulosa” como la del referido cartel, y que solo se cuenta con “una lista de nombres publicada” por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro estadounidense y “mucha especulación”.

Entre los militares supuestamente implicados en ese cartel se cuenta Hugo Carvajal, que fue jefe de la contrainteligencia con el fallecido presidente Hugo Chávez y con su sucesor, Nicolás Maduro, y que se encuentra en paradero desconocido desde el pasado noviembre.

Carvajal desapareció cuando la Policía española intentó detenerlo tras aprobar un tribunal su extradición a Estados Unidos.

Carvajal fue imputado en EEUU por ser miembro, supuestamente, desde 1999 hasta 2019 de “El Cartel de los Soles”, según documentos de una corte de Nueva York.

En 2008 la OFAC sancionó a Carvajal por su supuesta colaboración con las FARC en actividades de narcotráfico, mientras que los guerrilleros recibían armamento a cambio de las drogas.

Estados Unidos también ha relacionado con el tráfico de drogas al actual vicepresidente económico Tareck El Aissami (“prominente traficante de drogas”, señaló la OFAC) y al dirigente oficialista Freddy Bernal, vinculado con la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).