Unos 200 venezolanos regresaron a su país tras incidentes violentos en Chile

A fines de septiembre una marcha chilena terminó con incidentes violentos luego de protestar contra la llegada de migrantes venezolanos
Venezolanos regresan a su país tras salir de Chile
 

Reproduce este artículo

Unos 200 venezolanos retornaron a Venezuela desde Chile a través de un programa gubernamental conocido como “Plan Vuelta a la Patria” luego de ser agredidos por una marcha chilena en la ciudad de Iquique en contra de los migrantes.

“Hoy retornan desde Chile, 200 venezolanos a Venezuela gracias al Programa Vuelta a la Patria. Venezuela le da la bienvenida con los brazos abiertos a sus hijos e hijas”, confirmó el canciller venezolano, Félix Plasencia.

El viceministro para América Latina, Rander Peña Ramírez, había indicado que el plan retorno fue activado exclusivamente para este grupo de venezolanos “luego de los terribles sucesos del pasado 24 y 25 de septiembre en Iquique”.

Publicación de la Cancillería de Venezuela en Twitter

Publicación de la Cancillería de Venezuela en Twitter

El 25 de septiembre, más de 3.000 manifestantes locales se reunieron para protestar contra la presencia de inmigrantes venezolanos que se habían establecido en carpas en las plazas y parques de la ciudad de Iquique, en el norte de Chile.

El día anterior a la manifestación, los inmigrantes irregulares fueron desalojados por las autoridades; sin embargo, los protestantes quemaron sus pertenencias al día siguiente, acto que fue denunciado como un ataque xenófobo.  

El régimen venezolano repudió las agresiones y el líder chavista Nicolás Maduro ordenó la activación del plan para que los venezolanos afectados tuvieran la oportunidad de regresar a su país.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han podido establecer que al menos hay seis millones de venezolanos refugiados y migrantes en más de 33 países, se trata casi del 20% de la población nacional.

De ellos, cerca de 457.000 se han instalado en Chile, lo que le convierte en el cuarto país receptor de migrantes venezolanos en el mundo.