Maestros en huelga denuncian amenazas de funcionarios chavistas en Venezuela
Los sindicalistas denunciaron que supervisores del Ministerio de Educación y directores de los planteles iniciaron una campaña de acoso laboral para desmovilizar a los docentes
Los funcionarios han amedrentado al personal en las escuelas del país

El gremio de maestros venezolanos aseguró que funcionarios del régimen de Nicolás Maduro han intentado boicotear el paro de labores de 72 horas del sector educativo del país, que termina este jueves, al ofrecer a las familias arroz con pollo y otros productos si enviaban a sus hijos a las escuelas.

El portal digital de noticias Crónica Uno reveló que además ha habido amenazas y amedrentamientos en los centros educativos para intentar que el paro no fuera efectivo.

Pese a ello, la Unidad Democrática del Sector Educativo informó que el paro nacional se ha acatado entre 75 % y 80 %, según el sitio de noticias.

Los sindicalistas denunciaron que supervisores del Ministerio de Educación y directores de los planteles “iniciaron una campaña de acoso laboral” para desmovilizar a los docentes.

“Es una estrategia para crear temor”, dijo Raúl Parra, presidente del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema) en la parroquia de Caricuao. Las parroquias son unidades político-territoriales en Venezuela, adscritas a los municipios.

Parra expresó que los supervisores exigieron a los maestros levantar un acta individual de por qué habían decidido ir a paro. Esta situación se extendió en las parroquias El Valle, Antímano, Catia, detalló el reporte periodístico.

Los movimientos bolivarianos de familia y los consejos comunales, llamados “las fuerzas vivas de la comunidad”, “salieron a buscar y a invitar a los niños para que acudieron a la escuela”, expresó Parra.

 

 

En Caricuao, dijo Parra, el Programa de Alimentación Escolar es deficiente, sin embargo, miembros de esos grupos gubernamentales dijeron que darían arroz con pollo, que entregarían uniformes escolares, para convocar a los estudiantes a la escuela.

“Muchos papás enviaron a los niños. Tuvimos contacto con personal obrero y desmintieron que entregaron esas cosas. Solo hicieron juegos en las canchas”.

Parra explicó que los movimientos bolivarianos de familia están constituidos desde hace dos años por orden del Ministerio de Educación.

“Pertenecen a los partidos políticos, también hay representantes y miembros de los consejos comunales”, señaló.

Este jueves, cuando se cumplan las 72 horas de paro, se concentrarán en el Ministerio de Educación para protestar.

Pese a las promesas de querer honrar lo que adeuda el Ministerio de Educación a los maestros, el gobierno de Nicolás Maduro aún acumula un 220 % en concepto de incremento salarial no pagado. Pero no solo se trata del salario.

Las condiciones de los planteles desmejoran mientras pierden el recurso humano. Solo en 2018 cerca de 172.000 docentes renunciaron, esto representa 20 % de la planta de educadores en el sector público, según cálculos de Unidad Democrática del Sector Educativo.

Los profesores universitarios también se han unido al paro nacional convocado por las ocho federaciones que conforman el magisterio, aseguró Crónica Uno.