Maduro: “a Venezuela no la detiene ni el petróleo a 10, ni a menos 10”
El autócrata de Venezuela Nicolás Maduro, afirmó que su país, que depende del comercio de combustibles para subsistir, está preparado para la baja de ingresos. Acude a Putin y la OPEP
Maduro con casco, fuera de instalaciones de PDVSA
 

El líder del régimen de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este martes que su país está preparado para resistir la caída mundial de los precios del petróleo, una crisis que en el caso del crudo local, aseguró, ha arrastrado la cotización hasta los 10 dólares por barril, el precio más bajo desde 1998.

“El petróleo venezolano llegó a 10 dólares, pero estamos preparados, nos hemos entrenado, y a Venezuela no la detiene ni el petróleo a 10, ni a menos 10”, se ufanó el dictador durante una alocución con parte de su equipo de Gobierno, desde el palacio presidencial en Caracas.

Maduro recordó que el lunes sostuvo una conversación con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en la que abordaron la coyuntura petrolera en tanto que por estos días prevé hablar, también vía telefónica, con Mohammed Barkindo el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El gobernante dijo que este martes se produjo una videoconferencia en la que participaron los ministros de energía de la OPEP y que se mantiene a la espera de la entrada en vigencia, el 1 de mayo, del acuerdo de reducción de la oferta mundial de crudo.

“Venezuela va a seguir con resistencia, con conciencia, con aguante, con fuerza su camino dentro de la cuarentena de paz, de trabajo, de atención y de amor”, agregó.

El precio del petróleo venezolano se había desplomado el viernes pasado hasta los 13,03 dólares tras una efímera recuperación en la semana anterior que había parado seis períodos a la baja. Esta cotización se ubica por debajo del costo de producción que ronda los 18 dólares.

Los ingresos de Venezuela y el sostén del régimen de Maduro dependen en buena medida de la venta de petróleo para sus finanzas, por lo que la crisis actual, sumada a la caída en la producción que viene arrastrando desde hace años, compromete aún más el margen de maniobra de la dictadura en medio de una aguda crisis económica de seis años, como mínimo.

La empresa estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), sancionada por Estados Unidos para presionar la salida de Maduro del poder, ofrece grandes descuentos para la venta de su crudo Merey, en medio de un colapso mundial de los precios del crudo.