La UE condena la expulsión de su embajadora en Caracas por de parte Maduro
La UE condenó la expulsión de su embajadora en Caracas y dijo que habrá medidas de reciprocidad contra el régimen de Maduro
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, condenó este martes la expulsión de la embajadora de la Unión Europea (UE) en Venezuela, Isabel Brilhante, y aseguró que se tomarán “las medidas necesarias habituales de reciprocidad”.

Según un reporte del portal Infobae, publicado este martes, Brilhante deberá abandonar el país sudamericano en las próximas 48 horas por orden del presidente venezolano Nicolás Maduro, que ayer lunes le advirtió que le daba 72 horas para abandonar el país.

He decidido "darle 72 horas a la embajadora de la UE en Caracas para que abandone nuestro país", dijo Maduro ayer lunes, tal como lo reportó ADN Cuba.

Josep Borrell reaccionó y rechazó la expulsión, y dijo que habrá medidas recíprocas.

“Condenamos y rechazamos la expulsión de nuestra embajadora en Caracas”, manifestó Borrell en un tuit esta mañana, en el que subrayó que habrá una respuesta recíproca.

En palabras del alto representante, “sólo una solución negociada entre venezolanos permitirá al país salir de su profunda crisis”.

 

 

Con esta expulsión, Maduro respondió a las sanciones impuestas este lunes por la UE a once funcionarios venezolanos por su papel en lo que considera actos y decisiones contra la democracia y el Estado de derecho en el país americano.

Las personas agregadas a la lista de sanciones de la UE son responsables, en particular, de actuar contra el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional, retirando la inmunidad parlamentaria a varios de sus miembros, entre ellos a su presidente, Juan Guaidó.

Otras acciones que se les achacan incluyen el inicio de procesos por motivos políticos, crear obstáculos a una solución política y democrática a la crisis en Venezuela, así como graves violaciones de los derechos humanos y restricciones a las libertades fundamentales, como la libertad de prensa y expresión.

Actualmente son 36 las personas sujetas a sanciones, entre las que se incluyen la prohibición de viajar a la UE y un congelamiento de activos.