Grupo de Lima se reúne en Brasilia para buscar salida pacífica a crisis venezolana

Cancilleres y representantes de los países que conforman el Grupo de Lima sesionan este viernes en Brasilia para a analizar una vez más la crisis que atraviesa Venezuela, la situación de los migrantes, así como las consecuencias de la crisis migratoria en la región.

El encuentro puede ser el último para Argentina, luego de que presidente electo Alberto Fernández diera a entender que dejará el grupo, creado para buscar una salida democrática en el país latinoamericano, informó este viernes La Voz de América (VOA).

Además de Argentina, el Grupo de Lima está conformado por Brasil, Colombia, Chile, Canadá, Costa Rica, Perú, Guatemala, Guyana, Honduras, Paraguay y Panamá.

Adicionalmente, se espera contar con la participación de los cancilleres del Ecuador y El Salvador, así como de un representante de EEUU., la Unión Europea y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

 

De parte del gobierno encargado de Venezuela, asisten a la cita Julio Borges, comisionado presidencial para Relaciones Exteriores de Venezuela, quien en un tuit publicado por la VOA señaló que “el Grupo de Lima se reúne hoy para incrementar la presión sobre la dictadura de Maduro y ratificar su respaldo al presidente Juan Guaidó, a la Asamblea Nacional y al pueblo venezolano”.

El Grupo de Lima ha reconocido al Guaidó como presidente interino de Venezuela y a la Asamblea Nacional como la organización política legítima de ese país, detalló la VOA.

En el encuentro de este viernes, Perú propuso revisar actuación del Grupo en relación a la crisis en Venezuela, pues se percibe cierto estancamiento, dijo. Instó además a abrir canales de diálogo hasta con países que apoyan al Gobierno de Nicolás Maduro.

"Nuestras acciones han producido algunas cosas importantes, pero no el retorno pacífico de la democracia" en Venezuela, reconoció el canciller peruano, Gustavo Meza-Cuadra, en la inauguración del cónclave.

 

 

Agregó: "Todo indica que la situación en Venezuela puede arrastrarse durante varios meses sin que se produzca un desenlace", por lo que instó a revisar estrategias y abrir vías de diálogo hasta "con países que apoyan al régimen, pero entienden que existe un problema que afecta a la población".

"Ante ese escenario, debemos mantener la unidad", promover "con mayor eficacia una solución pacífica" y mantener "la presión sobre el régimen", dijo el canciller peruano, aunque también alertó sobre el riesgo de que el Grupo de Lima caiga en lo que consideró como una "reiteración de posiciones".

El ministro peruano también pidió intensificar las conversaciones con los países del llamado Grupo de Contacto y con el Mecanismo de Montevideo, otras plataformas que también abogan por una salida democrática y pacífica a la crisis aunque por otros caminos.

"En concreto, debemos propiciar la convergencia de los esfuerzos dispersos, que trascienden el ámbito regional", pero que comparten el objetivo común de una salida democrática a la crisis en que se ha sumergido Venezuela, indicó Meza-Cuadra.

(Con información de Efe)