Felipe González: Nicolás Maduro no aceptará elecciones libres porque sabe que perdería
El exjefe del Gobierno español, Felipe González, aseguró que Nicolás Maduro no va a permitir elecciones libres porque sabe que perdería
Felipe González, expresidente del Gobierno Español. Efe

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no aceptaría que en el país se celebren elecciones "limpias" porque sabe que perdería, aseguró el expresidente del Gobierno de España, Felipe González.

"Maduro nunca va aceptar unas elecciones en las que pueda perder el poder", dijo el político español.

Las afirmaciones de González se dieron durante su participación en el foro en línea "Hacia un nuevo relato democrático en América Latina", organizado por el equipo del líder opositor Juan Guaidó, recientemente involucrado en una trama política que parece sacada de un guion de película: se le acusa de haber sido parte de un equipo que organizó un fallido operativo militar que intentaría capturar y derrocar a Maduro.

"Eso (la derrota) lo saben ya en las filas del partido chavista (...) ellos saben ya que con Maduro no van más que a la catástrofe, a la catástrofe de todo el pueblo de Venezuela", prosiguió González.

El expresidente dijo coincidir con la propuesta de Guaidó de crear una Gobierno que encabece la transición política, y del que, según dicho plan, se aparten tanto Maduro como el líder opositor.

 

 

El exjefe del Gobierno español se mostró a favor de que los problemas de Venezuela sean resueltos por sus propios ciudadanos sin "intervenciones de fuerzas exteriores".

A su juicio, el Gobierno de Maduro es un "cascarón vacío" que ha destruido las libertades, el aparato productivo, las industrias, todos los servicios públicos y ha generado un "éxodo bíblico" con 5 millones de emigrantes en el último sexenio.

Según González, Maduro "está destruyendo día a día el futuro de Venezuela", añadió.

ADN Cuba publicó esta semana un reporte sobre cómo el chavismo, desde el 2007, falló ruidosamente en su intento por lograr que el país alcance la sostenibilidad alimentaria, y para ello tomó el control, por medio de expropiaciones y otros subterfugios legales, de 26 empresas en el sector de alimentos y fundó compañías de helados, sardinas y atún.

Pero todo eso se vino abajo rápidamente, y en 2019 la oferta de alimentos apenas representó 54 por ciento de las necesidades de calorías y 52 por ciento de las de proteínas requeridas por una persona.

(Con información de Efe)