Esposa de Maduro vinculada con narcotráfico
Estados Unidos prepara una acusación penal en contra de la primera dama del régimen de Venezuela por presuntos nexos con el narcotráfico.
Nicolas Maduro y Celia Flores
 

Hace cuatro años fue arrestado en Colombia, Yazenky Lamas, un hombre que trabajó como guardaespaldas de la primera dama de Venezuela, Celia Flores. Este hombre fue extraditado hacia los Estados Unidos para enfrentar cargos por narcotráfico. 

En un reportaje de la agencia de noticias Reuters, Lamas reveló que Celia tenía conocimiento de las presuntas operaciones de narcotráfico por las que fueron condenados sus dos sobrinos en un tribunal de Estados Unidos.

Por las declaraciones dadas, el Gobierno de los Estados Unidos prepara una acusación penal contra la esposa de Nicolás Maduro, por la presunta comisión de delitos como narcotráfico y corrupción.

«Entre las pruebas obtenidas por los investigadores, según dos personas familiarizadas con el caso, hay mensajes de texto entre los sobrinos y Flores, en los que el trío supuestamente habla sobre el envío de cocaína. Reuters no ha visto los mensajes», declaró la agencia de noticias.

Las declaraciones entregadas no tuvieron respuesta por parte de su oficina en la Asamblea Nacional, ni por la presidencia de Venezuela para discutir las acusaciones. Sin embargo, el ministro de Información, Jorge Rodríguez, a través de un mensaje de texto, calificó de “asqueantes, calumniosas e insultantes” las acusaciones hacia Flores.

No es sorprendente estas acusaciones dadas contra la primera dama de Venezuela, ya que también, a finales de marzo, Estados Unidos acusó a Maduro de estar vinculado al narcotráfico.

Al parecer, este no es el único delito que reveló Lamas en la entrevista, él también agregó que Flores utilizó su privilegiada posición política para recompensar a miembros de su familia con importantes, y bien remunerados, cargos en el régimen.

Según investigaciones realizadas, uno de los sobrinos de Flores estaba dispuesto a utilizar 20 millones de dólares, producto del narcotráfico, con el objetivo de financiar la campaña hacia el Parlamento de Celia Flores.

Efraín Campo y Franqui Flores, sobrinos de la primera dama, fueron arrestados en noviembre de 2015, y en 2017 fueron declarados culpables por intentar traficar con cocaína hacia Estados Unidos.

Desde Washington acusan a Nicolás Maduro, Cilia Flores y a su círculo de saquear a Venezuela de miles de millones de dólares. Pero no está claro cuánta riqueza personal poseen, ya que no revelan ninguna declaración de ingresos, impuestos u otros documentos relacionados con sus finanzas personales. Sin embargo, el Departamento de Justicia ha logrado incautar  más de 1.000 millones de dólares en activos pertenecientes a los acusados ​​relacionados con el caso.