Dos oficiales mueren al estrellarse Sukhoi-30, orgullo de la aviación chavista

Venezuela, 16 oct (ADN CUBA).- Una avión cazabombardero de la fuerza aérea de Venezuela, del tipo Sukhoi comprados a Rusia por el Gobierno de Nicolás Maduro, se estrelló la tarde de este miércoles, informó hoy el sitio web de noticias TalCual.

La caída de una aeronave venezolana se dio en las instalaciones de la Base Aérea Capitán Manuel Ríos, en El Sombrero, del estado Guárico, en el centro del país, añadió el portal digital.

De acuerdo con informaciones, la unidad militar presentó fallas desde el momento del despegue.

Una fuente en el sitio confirmó a TalCual que el Sukhoi iba despegando, pasando la altura de la torre de control, cuando presentó fallas de controles de vuelo y viró bruscamente a la derecha.

Dentro de la aeronave se encontraban el general de brigada Raúl Virgilio Márquez Morillo y el capitán Nesmar Salazar, quienes fallecieron a pesar de aplicar el protocolo de seguridad, señaló el medio.

“El general Virgilio Márquez logró eyectarse y cayó amarrado a la silla y falleció. Mientras que el capitán Salazar, cayó con el avión a tierra y desde allí pidió auxilio a los bomberos, pero el Sukhoi se quemó antes de que pudieran rescatarlo”, expresó un informe militar.

Uno de los fallecidos era el comandante de la Base Aérea donde ocurrió el lamentable hecho.

 

 

“El general Virgilio Márquez era comandante de la Militar Capitán Manuel Ríos (Baemari) y fue durante años comandante del Grupo de Caza Nr 11 llamados Diablos. Fue piloto de OV 10 Bronco y piloto clasificado de F16 para cuando fue a Rusia a entrenarse en los Sukhoi”, expresó la periodista Sebastiana Barraez, citada por TalCual.

El pasado 17 de septiembre de 2015, fallecieron dos capitanes de la aviación quienes se encontraban a bordo de un Sukhoi- 30 en la cual realizaban funciones de protección del espacio aéreo venezolano.

En esa ocasión, la aeronave sobrevolaba la región del Cajón de Arauca, en el estado Apure, ante un llamado de alerta por la incursión de una aeronave ilegal, detectada por el Sistema de Defensa Aeroespacial Integral.

Los fallecidos fueron identificados como capitanes de la Aviación Militar Bolivariana, Ronald Ramírez Sánchez y Jackson García Betancourt.

Esta es la segunda ocasión en la que un Sukhoi-30 se precipita a tierra dejando un par de víctimas fatales, dijo TalCual.

Los Sukhoi-30 rusos son el orgullo de la fuerza área venezolana y del régimen chavista.

A mediados de septiembre, en un contexto de agrias fricciones entre Venezuela y Colombia, ADN CUBA reportó que el dirigente chavista, Pedro Carreño, dijo que la aviación de su país, dotada con una veintena de aviones cazabombarderos Sukhoi Su-30, tiene la capacidad para atacar Bogotá en 11 segundos.