Dos adolecentes entre los 21 detenidos por protestar contra Maduro en Nueva Esparta

El grupo fue detenido mientras protestaban por la falta de gasolina, electricidad y gas doméstico en al menos tres sitios distintos de la entidad
Se les acusa de alterar el orden público, entre otros "delitos"
 

Reproduce este artículo

Al menos 21 personas detenidas -dos de ellas adolescentes- dejaron las protestas por fallas en los servicios públicos y escasez de combustible en el estado Nueva Esparta, al noreste de Venezuela.

Según informó Pedro Arévalo, Coordinador estadal del Foro Penal, el grupo fue detenido mientras protestaban por la falta de gasolina, electricidad y gas doméstico en al menos tres sitios distintos de la entidad.

Arévalo detalló que fueron recluidos en la sede de DeSur, en Porlamar, desde donde se estima sean trasladados este martes hasta el Palacio de Justicia para su audiencia de presentación.

  • Detendios en la entidad:

Duglas de Jesús Luna Rojas

Ali Jesús Ferrer González

Joel Velásquez Pino

Jonny Rivas Velásquez

Luis Lezama Vizcaino

Wilmer Rojas Urbáez

Maiker Cazorla Ferrer

Eliezer Martínez Aguilera

Carlos Castillo Cedeño

Ángel Omar Camber

Luis Felipe Hernández Villarroel

Rubio Rubio Robert

Bravo Carrera Jesús

Mata Mata Leonardo

Rubio González Brayan

Deivis Elías Luna

Carlos Rafael Aguilera

Saúl José Millán

Roberto Alexander Martínez

Víctor Rafael Cova

Alberto José Farías

Cenis José Farías

José Manuel Cardona.

El defensor Pedro Arévalo detalló que fueron más de 30 personas las aprehendidas inicialmente en las jornadas de protestas en Nueva Esparta, pero que “ellos liberan a los que quieren y dejan a los que no tienen palanca”.

A su juicio, los detenidos podrían ser acusados de "asociación para delinquir", uno de los pretextos más comunes del régimen de Maduro a la hora de judicializar a manifestantes.

El representante regional del Foro Penal Venezolano (FPV) dijo que están previendo que las autoridades apliquen a los acusados la 'Ley Contra el Odio', pues las protestas pacíficas no están contempladas en esa norma.

“Acá la Ley contra el Odio no cabe, es una protesta pacífica que no puede ser repelida con armas de fuegos ni gases tóxicos, ¿contra quién tengo yo el odio, contra Corpoelec? (Empresa eléctrica en Venezuela)”, se preguntó.

Según el Observatorio Venezonalo de Conflictos Sociales, se produjeron más de 4.000 protestas durante el primer semestre de 2020, la mayoría en reclamo de derechos básicos como alimentación o mejoras de servicios públicos. Las manifestaciones han dejado más de un centenar de detenidos, decenas de heridos y cuatro fallecidos.

Venezuela atraviesa la crisis más grande de toda su historia democrática. Las fallas en todos los servicios públicos y la escasez de gasolina se incrementaron con la cuarentena del coronavirus. En el interior del país la situación es mucho más decadente que en las grandes ciudades.