Senador Manchin, cada vez más distante de la agenda demócrata

El senador Joe Manchin expuso sus demandas sobre el proyecto de ley de gasto climático de su partido político
Senador Joe Manchin / Foto: AFP
 

Reproduce este artículo

El senador demócrata Joe Manchin, cuyo voto es necesario para la aprobación del paquete de gasto social y climático masivo de su partido, expuso por escrito a los líderes demócratas cuáles serían sus demandas sobre la política energética.

Manchin le propuso un acuerdo al Líder de la Mayoría del Senado, Chuck Schumer, para limitar el costo total del proyecto de ley de los demócratas a $1,5 billones, según un comunicado obtenido por el diario Político.

Ambos firmaron el acuerdo, pero Schumer dejó una nota en los márgenes del documento donde aseguró que Manchin ha intentado cambiar algunos aspectos del paquete.

Ninguna de las demandas de Machin pareció sorprender al bando demócrata, pero ha sido muy específico con respecto a lo que busca del proyecto.

Pidió que el Comité de Energía del Senado que preside tenga “jurisdicción exclusiva sobre cualquier estándar de energía limpia”, haciendo referencia al Programa de Desempeño de Electricidad Limpia de los demócratas.

También pide “innovación y no eliminación” de las fuentes de energía, por lo que espera que el programa trabaje más con el gas natural y recompense a las empresas de servicios públicos por cambiar del carbón al gas.

En cuanto a la política fiscal, Manchin quiere créditos para las centrales eléctricas de carbón y gas que utilizan tecnologías para capturar y almacenar el carbono. Además, solicita que no se anulen los subsidios a los combustibles fósiles si los créditos fiscales para la energía eólica y solar se extienden en el proyecto de ley. También pide que cualquier crédito fiscal para vehículos no se limite a los autos eléctricos, sino que incluya a los autos que funcionan con hidrógeno.

Según el diario Washington Examiner, es probable que Manchin no obtenga todas sus demandas, ya que muchas de sus propuestas podrían ser contrarias a las ideas de los liberales, cuyos votos también son necesarios para que los demócratas aprueben un proyecto de ley en el Senado.