Crisis sociopolítica dispara los suicidios en Venezuela; el ahorcamiento es el método más usado
Una investigación publicada este martes que los suicidio se han incrementado en Venezuela debido a la crisis socioeconómica
Imagen de referencia de soga de ahoracamiento. Foto: Internet

La crisis sociopolítica que vive Venezuela, caracterizada por el aumento de la pobreza, la inflación y el hambre, ha disparado los suicidios en el país, que aumentaron un 153% entre 2015 y 2018, reveló un informe del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), publicado este martes.

Ese aumento desproporcionado del 153 %, explicó el investigador Gustavo Páez, tiene mayormente como causa el "agravamiento de la crisis", caracterizado por el crecimiento de la población que vive en miseria, el aumento de los precios y de la inseguridad alimentaria.

El reporte explicó que según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el país suramericano registró 1.143 suicidios en 2015 mientras que la cifra estuvo "cercana" a los 2.900 en 2018.

"En el país nunca se habían registrado tasas como las que hemos visto en los últimos años. En los 80 años de registro de estadística, jamás se habían registrado tasas tan elevadas como las que hemos visto desde 2015", dijo durante una conferencia telemática.

 

 

Páez señaló que la tasa histórica de suicidios de Venezuela entre 1950 y 2014 arroja un promedio de 4,4 casos por cada 100.000 ciudadanos. Sin embargo, el OVV estima que esta indicador pasó de 2,1 en 2010 a 9,7 en 2018.

"En términos relativos, entre 2010 y 2015 estimamos que (el suicidio) se incrementó en un 81 % (...) entretanto, entre 2015 y 2018 el aumento fue mayor, alrededor del 155 %", sostuvo.

El informe desveló que el número de hombres suicidas es cuatro veces mayor que el de las mujeres.

El principal modo de acabar con la vida en el país es el ahorcamiento, seguido por el envenenamiento, y en más de la mitad de los casos están presentes diferentes trastornos mentales, detallé el reporte.

"La crisis actual del país está detonando casos de suicidios en el 33 % de los registros", remarcó Páez.

 

 

El director del OVV, Roberto Briceño León, indicó que en 2016 la organización empezó "a notar un ascenso en los suicidios", y en 2017 pudieron percibir que esto "no correspondía a unas patologías individuales" sino que "parecían vinculados a un contexto social", en alusión a la crisis económica que atraviesa el país.

El observatorio, que desde 2005 realiza un informe anual sobre los homicidios, no había estudiado las tasas de suicidios por considerarlo "algo enigmático" y por ser este flagelo un indicador en el que Venezuela siempre se ha ubicado por debajo de la media mundial.

A la hora de levantar este informe, subrayó, los investigadores se enfrentaron a limitaciones como "la vergüenza social que implica el suicidio" para familiares y amigos de las víctimas, así como el "control mediático" según el cual los medios censuran estos hechos "por temor de poder generar procesos de imitación" en la sociedad.

Cada 40 segundos alguien se suicida en todo el mundo, según un estudio global de la OMS sobre el fenómeno, publicado en 2019. El método más utilizado es el ahorcamiento, reveló.

(Con información de Efe)