Capriles pasó de ser el rostro de la unidad a "traidor" de la oposición
Mientras el presidente interino Juan Guaidó afirmaba que él y la oposición no iban a las elecciones parlamentarias por considerarlas de fraudulentas; Capriles salió del rincón, rompió el pacto unitario, y dijo que apuesta por el diálogo y la vía electoral
Capriles perdió en dos oportunidades la carrera presidencial
 

Henrique Capriles Radonski, uno de los líderes de la oposición de mayor renombre, volvió a la palestra pública. Su nuevo salto al ruedo lo dio luego de difundir la grabación del reencuentro del diputado Juan Requesens con sus padres, tras dos años en la cárcel como preso político. Después de eso se adjudicó el indulto a 110 presos y perseguidos políticos por parte del gobierno de Nicolás Maduro; y sorprendió a toda Venezuela con su elección por el diálogo y la vía electoral.

Capriles Radonski es un abogado de 48 años, nacido en Caracas, y pertenece a una de las  familias más adineradas de Venezuela. Desde muy joven se involucró en la política, con una vocación de servicio público. A los 26 años fue elegido diputado, y fue el último y más joven vicepresidente del extinto Parlamento y presidente de la Cámara de Diputados entre 1999 y 2000.

El líder opositor es miembro fundador y líder del partido centro humanista, Primero Justicia, del que fue coordinador nacional hasta 2008. Entre los años 2000 y 2008 fue alcalde de Baruta, uno de los cinco municipios que comprenden la ciudad de Caracas; después de eso su ambición creció y decidió competir por la gobernación del estado Miranda; comicios que ganó a Diosdado Cabello, el actual presidente de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente y número dos del chavismo.

Después de ser diputado, alcalde y gobernador, Henrique Capriles decidió apostar por la presidencia de Venezuela, y en unas primarias salió electo como candidato unitario de la oposición venezolana para disputarle la silla del Palacio de Miraflores al expresidente Hugo Chávez,

El 7 de octubre, Capriles se midió en las urnas con Hugo Chávez con quien perdió con una ventaja de 1,6 millones de votos (el 55,1% contra el 44,3%). Tras la muerte de Chávez, Capriles fue electo nuevamente por la oposición venezolana para vencer al designado por el chavismo: Nicolás Maduro. El 14 de abril ambos candidatos se vieron las caras, y pese a que Capriles tenía la opción ganadora, el Consejo Nacional Electoral -presidido por la exrectora Tibisay Lucena- anunció que había perdido con un  48,9% de los votos frente al 50,8% de Maduro; una diferencia de sólo 272.000 votos.

Ante la “tendencia irreversible” anunciada por el CNE, Capriles reviró y dijo que no reconocía el resultado que daba como victorioso a Maduro hasta que no se hiciera una auditoría del 100% de las urnas. El ente electoral no aceptó y Maduro se quedó con el poder.

Capriles dice que no le regalará a Maduro la Asamblea

Después de pasar casi seis años bajo perfil en la política venezolana el nombre de Henrique Capriles volvió a los titulares. Luego que Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, anunciara que él y 27 partidos opositores no participarán en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, el ex candidato presidencial, el pasado 2 de septiembre, se salió de la fila e hizo un llamado a votar por una nueva Asamblea, pese a que la contienda ha sido señalada por la comunidad internacional de no ser justas ni democráticas.

Capriles, en una transmisión por redes sociales, afirmó que “No vamos a regalar a Maduro la Asamblea Nacional”. “Nosotros no vamos a dejar a la gente sin opciones”. “Hay que impedir que se cierren todas las puertas, que terminen con las posibilidades de buscar un nuevo escenario político para ese cambio que todos queremos”. El inhabilitado políticamente desde 2007 admitió que tuvo contactos con el canciller de Turquía, Mevlut Cavusoglu, para explorar un diálogo o acercamiento con la administración de Nicolás Maduro y conseguir condiciones para participar en las elecciones.

Con este anuncio Capriles se formó como una tercera vía de la oposición venezolana: la primera es Juan Guaidó, quien ha dicho que la oposición no irá a elecciones y están en la planificación de una nueva estrategia para lograr el cese de la usurpación de Nicolás Maduro de la presidencia; el de María Corina Machado, quien apuesta por una intervención internacional; y él, quien apoya la vía electoral y se ha sustentado en las palabras de la Conferencia Episcopal Venezolana quien ha advertido que no “basta con abstenerse”.

Luego de hablarle al país por las redes, este 6 de septiembre, Capriles difundió una carta donde indicó que su lucha es por lograr las condiciones que les permitan a los venezolanos expresarse libremente a través del voto: “Sabemos que la condición electoral está en toda salida democrática que busquemos. Y para conseguirlo tenemos que ser protagonistas del cambio, no espectadores del hundimiento del país, mientras aguardamos que ‘algo’ pase”. Sin embargo, no dio nombres de candidatos.

Pese a su postura, el líder opositor no ha tenido mayor respaldo. El diputado Freddy Guevara, y líder de Voluntad Popular, dijo en su cuenta en Twitter:“Se mantiene la Unidad, Capriles queda aislado en su traición y será el nuevo Henri Falcón”; Antonio Ledezma indicó que es hora de que la oposición esté “realmente unida” y libre de “infiltrados y traidores”; la dirigente Delsa Solorzano afirmó que no acompañara el “fraude electoral. Ni seré cómplice de la satrapía. No legitimo a Maduro”. Por su parte, su partido, Primero Justicia, emitió un comunicado en el informó que no participará en las elecciones, porque no hay condiciones electorales y la pandemia impide su celebración.

Ante el nuevo panorama político venezolano, ADN CUBA se comunicó con el politólogo y jefe del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad Metropolitana, Oscar Vallés quien lo definió de “sumamente enredado”. Según Vallés, la política venezolana está en “un proceso de ajuste'', y aún no hay un panorama claro en la oposición venezolana. “Las últimas declaraciones de los líderes opositores han dislocado las afirmaciones que habían dado las fuerzas políticas venezolanas, y lo que se espera es que en las próximas horas sus actuaciones lo puedan definir”.