Régimen de Ortega detiene a opositores sin orden judicial en Nicaragua
La Policía Nacional viola las normas constitucionales y procesales porque nadie puede ser detenido e investigado posteriormente, señaló el El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh)
El pasado domingo la policía detuvo a decenas de manifestantes
 

Managua, 15 oct (ADN CUBA).- El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) acusó este martes a la Policía de Nicaragua de detener, sin orden judicial, a los opositores que se han manifestado contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega en el marco de la crisis que vive el país desde hace año y medio.

La Policía Nacional "está violando las normas constitucionales y procesales", porque "nadie puede ser detenido e investigado posteriormente", señaló en rueda de prensa la abogada Nohemí Guerrero, de la unidad jurídica del Cenidh.

La Policía es dirigida por Francisco Díaz, consuegro del presidente Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, binomio que los nicaragüenses suelen llamar “la dictadura Ortega-Murillo”.

La abogada dijo que la Constitución de Nicaragua, las normas, y los convenios y tratados internacionales, establecen que la policía primero debe investigar y posteriormente detener al sospechoso.

Sin embargo, las fuerzas del orden de Ortega lo han estado haciendo al revés desde que estalló la crisis en abril de 2018.
 

 

 

Un nicaragüense sólo puede ser detenido con una orden de captura girada por un juez correspondiente o en comisión fragante de delito, explicó.

Si la detención no cumple con ninguno de esos requisitos, la policía estaría trasgrediendo los derechos constitucionales de los nicaragüenses, argumentó.

La abogada del Cenidh hizo la denuncia a raíz de la detención de otros dos opositores, sin orden judicial.

La Policía Nacional, según los familiares de los detenidos, ha dicho que los dos opositores arrestados "están bajo investigación" en las celdas preventivas de la Dirección de Auxilio Judicial, en Managua.

Los detenidos son el médico veterinario Denis Antonio García Jirón, y Bernardo José Ramos Rayo.

Ambos fueron arrestados el sábado pasado por policías y aunque han pasado más de 48 horas, que es el plazo establecido por la Ley para acusar legalmente a los sospechosos, de lo contrario tienen que ser liberados, aún permanecen encerrados, denunció la abogada.

 

 

El Cenidh es un organismo humanitario al que la Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua, controlado por el oficialismo y a petición del Ejecutivo, canceló su personalidad jurídica en diciembre pasado, en medio de la crisis.

Nicaragua atraviesa una grave crisis que ha dejado 328 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 651 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 200 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Las denuncias de detenciones arbitrarias se dan también a dos días de que policías detuvieran violentamente a manifestantes que pretendían marchar este domingo en Managua, informó CNN.

Más de 30 personas fueron detenidas, luego de que la policía prohibiera a través de un comunicado las marchas no autorizadas, agregó la cadena. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) considera los hechos inaceptables e incompatibles con la democracia.

CNN mostró una nota televisiva en la que un grupo de opositores que pretendían iniciar una marcha se resguardaba en las afueras de un supermercado, en Managua, y fueron asediados por agentes que llegaron en pick ups.

Los agentes les lanzaron granadas aturdidoras cuando las personas pretendían marchar gritando consignas, y luego capturaron a varias de ellas, tras someterlas y arrastrarlas por el suelo.

(Con información de Efe)