Médicos nicaragüenses aseguran que son obligados a no revelar muertes por covid-19
El Gobierno de Daaniel Ortega estaría obligando a médicos a no reportar las muertes por covid-19
Un vendedor ofrece vegetales en un sector de Managua. Efe/Archivo
 

El régimen de Daniel Ortega en Nicaragua estaría ordenando, por medio del ministerio de Salud, que los médicos no revelen las muertes por covid-19, en una estrategia del mandatario de esconder el impacto de la enfermedad y mostrar que su Gobierno ha logrado contener la pandemia siguiendo el “modelo sueco”.

Médicos despidos por las autoridades de salud de los hospitales Lenín Fonseca, Manolo Morales, La Mascota y Francisco Morazán denunciaron que por órdenes del Ministerio de Salud (Minsa) tienen prohibido diagnosticar Covid-19 como causa de muerte en Nicaragua, informó este jueves el portal Despacho 505.

El medio de comunicación citó a la doctora María Nela Escoto, anestesióloga despedida del Lenín Fonseca, quien afirmó: “Si usted va a revisar las actas de defunciones, ninguna dice covid-19, entonces esa es una orden ministerial, y yo lo tengo constatado con los médicos que están atendiendo en las salas covid”.

La profesional dijo que esos médicos le han expresado que es una orden directa no poner covid-19 en ningún diagnóstico, aunque tengan las pruebas positivas los pacientes; se les pone neumonía atípica.

ADN Cuba, basado en un informe del portal Infobae reveló recientemente que se están llevando a cabo sepelios en Managua al amparo de la noche para esconder el hecho de que esas personas murieron por covid-19, pero la causa del fallecimiento se estableció como “neumonías atípicas”.

 

 

 

Este jueves, los médicos despedidos por el Minsa, denunciaron ante la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (Cpdh) las constantes violaciones a sus derechos humanos, de parte de las autoridades de salud, quienes no tienen derecho de opinar ni de expresar sus dictámenes clínicos, dijo el informe de Despacho 505.

“El miedo que tienen los médicos dentro de los hospitales, sí, tienen miedo, porque nuestras voces no son oídas, ni siquiera nuestras sugerencias son escuchadas, no nos dan información de nada, ni siquiera de cuántos pacientes están ingresando, de cuántos son covid, ni cuáles pacientes son más complicados. No nos dan información, todo es secretismo y los médicos no podemos opinar”, apuntó Escoto.

La doctora Escoto dijo que en el Lenín Fonseca el 50% de los médicos residentes y los del área de emergencia se contagiaron con el covid-19, por no contar con los materiales necesarios para la atención de los pacientes contagiados con el virus.

“No tenemos en los hospitales públicos el derecho de hablar, estamos como limitados”, afirmó la anestesióloga, a Despacho 505.