Díaz-Canel felicita al dictador Ortega tras farsa electoral en Nicaragua

Los cálculos realizados por la organización independiente Urnas Abiertas estiman que la abstención nacional osciló entre el 79% y el 84%
Los cálculos realizados por la organización independiente Urnas Abiertas estiman que la abstención nacional osciló entre el 79% y el 84%
 

Reproduce este artículo

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel felicitó este lunes al dictador Daniel Ortega, tras haberse adjudicado el triunfo en la farsa electoral de Nicaragua, donde se estima no votó el 80% de la población.

"Felicidades al hermano pueblo de Nicaragua, a Daniel Ortega y a Rosario Murillo, por el resultado de las elecciones de este domingo, que fueron una demostración de soberanía y civismo ante la cruel campaña mediática que sufren. Cuenten siempre con el apoyo de Cuba. Un abrazo", comentó Díaz-Canel en su Twitter oficial.

Los cálculos realizados por la organización independiente Urnas Abiertas estiman que la abstención nacional osciló entre el 79% y el 84%. Sin embargo, la magistrada Brenda Rocha, presidenta del Consejo Supremo Electoral (CSE) aseguró que la participación había alcanzado el 65,34%, pese a las calles y colegios electorales semivacíos por todo el país, publicó El Mundo.

Con siete precandidatos presidenciales detenidos en los últimos meses, Ortega se alzó como ganador de las elecciones con más de 74% de los votos, según el conteo oficialista.

El Consejo Supremo Electoral informó que brindará un segundo informe sobre los resultados electorales este lunes a partir de la 1 pm hora local.

Los otros rivales de Ortega, quienes aceptaron participar en los cuestionados comicios, obtuvieron un bajo porcentaje de apoyo. Walter Espinoza, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), aliado histórico de la revolución, alcanzó el 14,40%.

El reverendo evangélico Guillermo Osorno, del Camino Cristiano Nicaragüense (CCN), obtuvo el 3,44%; Mauricio Orué, del Partido Liberal Independiente (PLI), un 1,70%; Gerson Gutiérrez, de la Alianza por la República (APLR), un 2%; y Marcelo Montiel, de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) ronda el 3%.

 

 

Por su parte, la coordinadora de comunicaciones de la Unidad Nacional Azul y Blanco, Olama Hurtado, manifestó a la agencia EFE que catalogan la jornada como "un éxito completo del pueblo nicaragüense porque se quedó en su casa y respondió al llamado. La gente hoy demostró el rechazo rotundo que le tiene al régimen".

"La democracia en Nicaragua está secuestrada, no hemos podido tener unas elecciones democráticas, libres y transparentes como hubiéramos querido, y la gente por eso optó por quedarse en casa y de esa manera resistimos. Es una forma de resistencia cívica y de rechazo a la dictadura", dijo Hurtado.

Desde hace semanas los opositores de Nicaragua impulsaron las etiquetas #YoNoBotoMiVoto, #YoNoVoto o #NicaraguaNoVota, entre otros, para instar a los nicaragüenses a no salir de sus casas el día de las elecciones.

La elección se celebró este 7 de noviembre sin observadores internacionales, por lo que el Centro Carter señaló que esta no reunió los requisitos mínimos para considerarse como tal.

Luego de votar en horas de la mañana en Managua, Ortega dio un discurso de 45 minutos.

"Hay quienes optan por la guerra, la violencia, el terrorismo y las calumnias. Quieren que el país se vea envuelto en un enfrentamiento violento y en una guerra como la que se ha vivido a lo largo de la historia. La guerra no deja escuelas, la guerra no construye hospitales, no construye carreteras (…) Que el pueblo no se tiña de sangre. Ahí está el voto para evitarlo. Las elecciones son un compromiso de los nicaragüenses de votar por la paz y no por la guerra", expresó el dictador Ortega.

*Foto: César Pérez / Canal 4