Otra familia es emboscada en México: fallecen tres personas, entre ellas un adolescente

Al menos tres personas de una misma familia fueron asesinadas durante una emboscada en Reynosa, estado de Tamaulipas (noreste), en un caso que recordó el crimen de los LeBarón, a principios de noviembre en México.

No hay certeza de cuándo ocurrió el ataque, pero las autoridades creen que sucedió el sábado por la noche en el ejido Plan de Alazan Tercera Sección, cerca del ejido Congregación Garza conocido como “El Charco”, reportó este lunes el diario La Opinión, que citó informes oficiales.

La familia regresaba a su comunidad tras haber asistido a un bautizo, cuando fue emboscada por presuntos miembros del crimen organizado, añadió el periódico.

Los atacantes dispararon contra las dos camionetas en las que viajaban las víctimas. Aunque intentaron evadir el ataque, uno de los vehículos se quedó en el camino luego de que el conductor perdiera el control y chocara contra un árbol.

 

 

El segundo carro logró llegar a la comunidad y ponerse a salvo. Sin embargo, como resultado de la emboscada murieron tres personas, entre ellas un menor de 14 años de edad. A ello se suman los cuatro heridos de los que informaron las autoridades locales.

El Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4) de este municipio movilizó unidades de emergencia y desplegó un fuerte operativo policíaco. Elementos de la Policía Estatal Acreditable (PEA), arribaron al lugar donde quedó la primera camioneta atacada, dentro de la cual se encontraron los cadáveres de tres personas.

Los heridos fueron llevados al Hospital Materno Infantil para su atención, en tanto que la escena del crimen fue resguardada por elementos de la Policía Federal y estatal, quienes acompañaron al personal de la Unidad Regional de Servicios Periciales, dijo La Opinión.

Hasta el momento se desconoce la identidad de la familia atacada, sin embargo, el ejido donde ocurrió el hecho se ubica en una zona muy golpeada por el crimen organizado. Tan solo el lunes pasado, cuatro viviendas fueron quemadas y las familias tuvieron que huir tras ser amenazadas.

 

 

El ataque contra esta familia en Reynosa tiene similitud con lo ocurrido a los LeBarón, nueve de cuyos miembros fueron asesinados al ser emboscada la caravana familiar el 4 de noviembre en la localidad de La Mora. Se trató de tres camionetas en las que viajaban mujeres con hijos.

La comunidad, de más de 3.000.000 de habitantes permanece en constante guerra, bajo el control del Cártel del Golfo, y en una lucha sin cuartel contra el Cártel del Noreste.

Hay días en que los sicarios cortan los principales accesos y las autoridades piden a los vecinos que no salgan de las grandes avenidas, detalló el diario.

Con más de 1.100 homicidios dolosos de enero a septiembre de este año, Tamaulipas es para muchos una tumba abierta y todos viven amenazados por el narco. Persecuciones, balaceras y narcobloqueos son algunas de las cosas que se viven constantemente el estado norteño.

Los altos índices de violencia han provocado que el propio gobernador del estado, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, catalogara como “narcoterrorismo” los crímenes cometidos por el crimen organizado en Tamaulipas.