Mueren 12 sicarios mexicanos al enfrentarse a militares en Nuevo Laredo
Una docena de pistoleros del Cartel del Nordeste murieron al chocar con unidades militares en Nuevo Laredo
Autoridades mexicanas inspeccionan el lugar donde hubo una balacera en Tamaulipas. Efe/Archivo
 

Reproduce este artículo

Al menos 12 sicarios pertenecientes al grupo armado “Tropa del Infierno”, al servicio del Cartel del Noreste (CDN), fallecieron este viernes al enfrentarse con elementos del ejército mexicano en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

De acuerdo con los primeros reportes, los sujetos empleaban uniformes similares a los de la Secretaría de Marina Armada y dispararon con armamento exclusivo de las Fuerzas Armadas, según informó este viernes el periódico El Sol de México.

El enfrentamiento se registró durante la madrugada de este viernes en la carretera que conduce al aeropuerto, a la altura del acceso a la colonia Los Fresnos de esta población fronteriza colindante con Laredo, Texas.

Las tropas de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), pertenecientes al 16 Regimiento de Caballería Motorizada, realizaban recorrido de vigilancia cuando se toparon con el convoy de sicarios de la denominada “Tropa del Infierno”, quienes trataron de emboscarlos, desencadenándose la balacera, detalló El Sol de México.

Un vocero de la Fiscalía estatal confirmó a Efe que los pistoleros que quedaron muertos vestían uniformes clonados a los que usa la Marina, una práctica común del CDN para confundir a la policía estatal y a los miembros del ejército que patrullan en Nuevo Laredo.

 

 

Los miembros de la Tropa del Infierno continuamente secuestran a rivales o a gente inocente vistiendo uniformes, chalecos y unidades con las siglas de la Marina Armada de México, según la fuente estatal.

El Cartel del Noreste, los antiguos Zetas, mantienen férreo control sobre la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, por donde cruza el 75 % del comercio terrestre entre México y los Estados Unidos.

En los últimos meses la Tropa del Infierno ha protagonizado enfrentamientos constantes con grupos de élite de la Policía de Tamaulipas y contra efectivos del ejército mexicano.

La constante violencia que registra Tamaulipas se ha sumado a lo que ocurre en estados del centro del país como Guanajuato, estado que encabeza el mayor número de asesinatos violentos en lo que va del año, según las cifras del Sistema Nacional de Seguridad.

Esta semana un grupo de hombres armados interrumpió en un centro de rehabilitación de Irapuato, Guanajuato, para asesinar a 27 hombres jóvenes, según la cifra más actualizada.

México cerró 2019 con 34.608 homicidios y 1.012 feminicidios en 2019, la cifra más alta desde que se tienen registros.

(Con información de Efe)