México preocupado porque EEUU exigiría prueba de ADN a migrantes indocumentados
La Cancillería mexicana se mostró preocupada por la exigencia de los EE. UU., mientras grupos de derechos humanos criticaron la medida porque vulnera la privacidad de las personas
Organizaciones de derechos humanos criticaron la medida

El Gobierno de México expresó este martes su "preocupación" ante la propuesta del Departamento de Justicia de Estados Unidos de recolectar muestras de ADN a inmigrantes detenidos, informó la Cancillería.

"La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) manifiesta su preocupación por dicha medida y reitera el compromiso de asistencia y protección a sus connacionales en Estados Unidos", expresó la institución en un boletín.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, dijo el comunicado, emitió este martes un aviso de propuesta de reglamentación con el propósito de restablecer al Fiscal General la autoridad que "permitiría al Departamento de Seguridad Nacional recolectar muestras de ADN de detenidos no estadounidenses".

"Esto con la finalidad de facilitar sus esfuerzos de investigación y reducción de delitos federales, estatales y locales", puntualizó la SRE.

Ante esta medida, la Cancillería dijo que se mantendría atenta -a través de la Embajada y de su red de consulados- a la implementación de dichas políticas.

"Con énfasis en el uso apropiado y el respeto a la privacidad de la información de ciudadanos mexicanos almacenada por las autoridades estadounidenses", concluyó.

El pasado 2 de octubre, las autoridades de Estados Unidos anunciaron que evaluaban practicar pruebas de ADN a todos los inmigrantes que crucen su frontera desde México y que estén bajo su custodia.

 

 

"Estamos buscando expandir la recolección de ADN a todos o casi todos los inmigrantes detenidos en Estados Unidos o que cruzan la frontera ilegalmente", dijo entonces un alto funcionario de ese departamento en una llamada telefónica con periodistas.

La regla permitiría al Gobierno adquirir información, que se almacenaría en la base de datos criminales del FBI, de personas que no han sido acusadas de ningún delito que no sea cruzar ilegalmente la frontera.

El anuncio de esta medida llega después de que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas estadounidense (ICE) denunciara en abril que algunos migrantes estaban formando familias falsas para cruzar la frontera desde México y evitar su detención en Estados Unidos.

En tanto, el diario mexicano Milenio informó que la norma no afectaría a personas con permiso de residencia permanente o a nadie que entre de forma legal en el país. Los menores de 14 años estarían exentos.

No estaba claro si los solicitantes de asilo que llegan por pasos fronterizos oficiales estarían exentos, subrayó el periódico.

Funcionarios de Seguridad Nacional informaron hace dos semanas algunas pinceladas sobre el plan de ampliar el sistema de recolectar las muestras en la frontera, pero no aclararon si los solicitantes de asilo se verían afectados o cuándo comenzaría el programa.