Trump experimenta síntomas “leves” de coronavirus
El presidente Trump confirmó que él y la primera dama Melania Trump dieron positivo por coronavirus. El médico de la Casa Blanca dijo esperar que Trump continúe realizando sus deberes “sin interrupción” mientras se recupera
Trump experimenta síntomas “leves” de coronavirus
 

Reproduce este artículo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el viernes por la madrugada que él y la primera dama, Melania Trump, dieron positivo a la prueba de coronavirus, un anuncio impactante cuando falta apenas un mes para las elecciones presidenciales y que deja más incertidumbre entre los ciudadanos.

Trump anunció la noticia él mismo en un mensaje de Twitter poco antes de la 1 a.m. ET del viernes. “Esta noche, @FLOTUS y yo dimos positivo por COVID-19. Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación inmediatamente. ¡Saldremos de esta JUNTOS!”, expresó.


Mientras tanto, el médico del presidente, el Dr. Sean P. Conley, confirmó las pruebas positivas de COVID-19 de Trump y la primera dama.

El médico de la Casa Blanca dijo esperar que Trump continúe realizando sus deberes “sin interrupción” mientras se recupera, informó AP.

Horas antes de que Trump anunciara que había contraído el virus, la Casa Blanca dijo que una importante asistente que había viajado con él durante la semana había dado positivo.

A su vez, el vicepresidente Mike Pence dio negativo en la prueba del virus el viernes por la mañana y “se mantiene en buen estado de salud”, dijo su portavoz.

Trump fue visto por última vez por los reporteros regresando a la Casa Blanca el jueves por la noche y parecía gozar de buena salud. El mandatario tiene 74 años, lo que lo pone en un mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por un virus que ha infectado a más de 7 millones de personas en todo el país.

En un reporte, el médico del presidente dijo que tanto Trump como su esposa, quien tiene 50 años, “están bien en este momento” y que “tienen previsto quedarse en su casa dentro de la Casa Blanca durante su convalecencia”.

La campaña de Biden no se pronunció de inmediato sobre si el candidato demócrata se ha sometido a alguna prueba tras el debate, en el que compartió escenario con Trump, o si había adoptado algún protocolo de seguridad adicional. Trump y Biden no se dieron la mano durante el debate, pero no usaron mascarillas mientras estaban a unos tres metros de distancia entre sí durante el evento de 90 minutos.


Antes del anuncio de Trump, estaba previsto que él recibiera un reporte de información de inteligencia, que asistiera a un acto de recaudación de fondos en su hotel en Washington, D.C., y que por la noche acudiera a un mitin en Sanford, Florida, Sin embargo, poco después de la 1:00 del viernes, la Casa Blanca publicó una agenda revisada con un único acto: una llamada telefónica sobre “el apoyo a adultos mayores vulnerables al COVID-19”.

"Como muchos estadounidenses han hecho este año, @potus y yo estamos en cuarentena en casa después de dar positivo por COVID-19. Nos sentimos bien y he pospuesto todos los próximos compromisos. Por favor, asegúrese de estar seguro y todos superaremos esto juntos", publicó luego la primera dama.

“El equipo médico de la Casa Blanca y yo mantendremos una vigilancia atenta y agradezco el apoyo brindado por algunos de los mejores profesionales e instituciones médicos de nuestro país”, dijo el médico de la Casa Blanca.

 

Las pruebas positivas de coronavirus del presidente y la primera dama se produjeron pocas horas después de que surgiera la noticia de que la asesora principal de la Casa Blanca, Hope Hicks, dio positivo por COVID-19.

"Hope Hicks, que ha estado trabajando tan duro sin siquiera tomarse un pequeño descanso, acaba de dar positivo por Covid 19", tuiteó Trump el jueves por la noche. "¡Terrible! La Primera Dama y yo estamos esperando los resultados de nuestras pruebas. ¡Mientras tanto, comenzaremos nuestro proceso de cuarentena!"

En un comunicado, el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que el presidente "se toma muy en serio la salud y la seguridad de sí mismo y de todos los que trabajan para apoyarlo a él y al pueblo estadounidense".

“Operaciones de la Casa Blanca colabora con el Médico del Presidente y la Oficina Militar de la Casa Blanca para garantizar que todos los planes y procedimientos incorporen las pautas actuales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su siglas en inglés) y las mejores prácticas para limitar la exposición al COVID-19 en la mayor medida posible tanto en el complejo como cuando el Presidente está viajando ”, dijo Deere.