Temen rebrote de COVID en EEUU por protestas antirracistas
Autoridades y científicos temen una nueva ola del nuevo coronavirus por las protestas antirracistas en varias ciudades de Estados Unidos que todavía no controla los contagios
Protestas antirracistas

Las protestas masivas que se extienden por varias ciudades de Estados Unidos tras la muerte de un afroestadounidense a manos de un policía en Minnesota han aumentado los temores de las autoridades sanitarias que creen que las enormes turbas provocarán una nueva oleada de casos de COVID-19.

Incluso varios manifestantes han estado distribuyendo mascarillas y advirtiendo a los protestantes sobre el riesgo que representa no acatar las medidas sanitarias ante la propagación de la enfermedad.

“Si saliste a protestar anoche, es muy probable que necesites realizarte una prueba de COVID esta semana”, sostuvo la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms.

“Aún existe una pandemia en Estados Unidos que está matando a la comunidad negra en grandes cantidades”, remarcó.

Mientras el gobernador de Minnesota señaló que muchos manifestantes no respetaron el distanciamiento social ni usaron mascarillas.

“No está bien que en medio de una pandemia tengamos que estar aquí afuera, arriesgando nuestras vidas. Pero tengo que protestar por mi vida y luchar por mi vida todo el tiempo”, dijo Spence Ingram, después de marchar junto a otros manifestantes frente al Capitolio estatal en Atlanta.

Mientras el popular cómico sudafricano Trevor Noah, presentador de The Daily Show, también se refirió a esta situación: “Mientras todo EEUU es golpeado por el coronavirus, los negros de EEUU se enfrentan al racismo además del coronavirus”.

Eso es particularmente preocupante para los expertos en salud que temen que los portadores asintomáticos del virus inconscientemente contagien a otros, gritando y abucheando sin portar mascarillas.

“Si están enardecidos o no, eso no evita que se contagien del virus”, explicó Bradley Pollock, presidente del Departamento de Ciencias de la Salud Pública en la Universidad de California, Davis.

Estados Unidos es el país más afectado por el brote del coronavirus en todo el mundo, con más de 1,7 millones de casos y más de 103 mil muertes, según un conteo de la Universidad Johns Hopkins.