Rubio critica sanciones de Biden contra represores cubanos

El senador de Florida, Marco Rubio tildó de “medida simbólica” las sanciones selectivas contra funcionarios del régimen cubano anunciadas recientemente por la administración de Joe Biden.
Marco Rubio y Joe Biden
 

Reproduce este artículo

El senador de Florida, Marco Rubio tildó de “medida simbólica” las sanciones selectivas contra funcionarios del régimen cubano responsables de la violación de derechos, anunciadas recientemente por la administración de Joe Biden.

En un tuit, el cubano americano escribió:

“Biden sancionando a un funcionario del régimen cubano, que ya está sancionado, es el tipo de medida simbólica, pero sin sentido que continuaremos viendo mientras @potus esté siendo aconsejado por personas que bebían mojitos en La Habana en el 2015 para celebrar la política de Obama”.

Rubio hace referencia a la sanción contra el Ministro de las Fuerzas Armadas, el general Álvaro López Miera, según consta en una notificación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Álvaro López Miera es General de Cuerpo de Ejército y ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) desde el 15 de abril de 2021, en sustitución del también general de tres estrellas Leopoldo Cintra Frías. Previo a su nombramiento como ministro se desempeñaba como viceministro primero del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Minfar) y jefe del Estado Mayor General.

Es miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) desde 1997. Veterano de las campañas militares cubanas en África, detenta el título de Héroe de la República de Cuba.

Tras el triunfo de enero de 1959 integró las primeras unidades de artillería, donde ocupó los cargos de jefe de pequeñas unidades.

Su ascenso en el escalafón militar, como el de otros altos generales de las FAR, estuvo respaldado por su participación en misiones militares en África. Tuvo diferentes responsabilidades en acciones combativas en Angola y Etiopía. En el primero de estos países cumplió misión en dos ocasiones, en los años 1975 y 1987, mientras que en el segundo lo hizo en 1977.

Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, López Miera integró durante años el Consejo de Estado de la República de Cuba, organismo que representa al cuerpo parlamentario entre sus períodos de sesiones.

Su nombramiento como ministro de las FAR días antes de la salida formal del poder de Raúl Castro y su ratificación como miembro de un Buró Político renovado lo consolidaron como una de las principales figuras dentro de la nomenclatura del régimen.

Biden sanciona a “boinas negras” y revisa sus políticas hacia Cuba

El gobierno de Joe Biden aprobó el pasado 22 de julio sanciones contra organismos y personas implicadas en la represión de las protestas en Cuba, entre ellos las fuerzas especiales conocidas como “boinas negras”.

Los “boinas negras” pertenecen al Ministerio del Interior (Minint) y son convocados en circunstancias “excepcionales”, como el estallido social que comenzó el pasado 11 de julio en San Antonio de los Baños, Artemisa y se extendió a más de 60 localidades del país.

Biden anunció que planea imponer sanciones individuales específicas a los funcionarios del régimen de Cuba y dependencias del Estado, oponiéndose a las voces de su partido que pedían un relajamiento de la política hacia Cuba.

La respuesta del mandatario, que también incluye medidas para aumentar el acceso a Internet en la isla y pide más presión internacional sobre el gobierno, se hizo pública el miércoles por la noche en una llamada con activistas demócratas cubanoamericanos en Miami que habían estado pidiendo más acciones desde los levantamientos del 11 de julio.

El 15 de julio la Casa Blanca aseguró que revisaría su política hacia Cuba y que se buscaría cualquier modificación que pueda ser un incentivo en el cambio de comportamiento del Gobierno cubano, además de considerar las protestas del 11J.

“Seguimos revisando nuestra política hacia Cuba, fijándonos en su impacto en el bienestar político y económico del pueblo cubano”, dijo Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca, durante la rueda de prensa diaria.

Psaki afirmó que las medidas del anterior presidente Donald Trump fueron contrarias al deshielo entre ambas naciones, pero que la actual administración continúa estudiando qué políticas serían las mejores para apoyar la “democracia y los derechos humanos” en Cuba.