Bill Clinton se recupera de la infección urinaria y podría ser dado de alta pronto

El expresidente Clinton ha tenido buenos avances en las últimas 24 horas y se espera que sea dado de alta este mismo domingo
Ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton
 

Reproduce este artículo

El expresidente de Estados Unidos Bill Clinton, ha tenido “excelentes avances” en su recuperación de la infección urinaria y podría recibir el alta este mismo domingo, informó su portavoz Ángel Ureña.

“El ex presidente ha tenido excelentes avances en las últimas 24 horas. Seguirá ingresado en el Centro Médico de la Universidad de California en Irvine para continuar recibiendo antibióticos por vía intravenosa antes de ser dado de alta, esperamos que mañana”, escribió Ureña este sábado en su cuenta oficial de Twitter.

Clinton, de 75 años, estaría “deseando volver a casa muy pronto” mientras mantiene un buen estado de ánimo acompañado de sus familiares, indicó el portavoz.

Publicación de Ángel Ureña en Twitter

Publicación de Ángel Ureña en Twitter

El expresidente fue internado está semana en el Centro Médico de la Universidad de California, donde se recupera de la infección urinaria, la cual no está relacionada con el COVID-19.

Ureña no había confirmado la noticia del ingreso hospitalario hasta el jueves por la noche, lo que preocupó a sus allegados ya que Clinton ha lidiado con problemas cardíacos en el pasado, incluida una cirugía de bypass cuádruple en 2004 y un procedimiento en 2010 para abrir una arteria bloqueada.

De acuerdo con el equipo del hospital, el exmandatario está ingresado en la unidad de cuidados intensivos por motivos de “seguridad y privacidad”.

Clinton reside en Nueva York, pero el día martes viajó a California para participar en un evento privado con su esposa y la ex candidata presidencial Hillary Clinton. Una vez allí, comenzó a sentir náuseas y mareos, por lo que acudió al hospital y fue ingresado ese mismo día.

El actual presidente estadounidense, Joe Biden, llamó este viernes a Bill Clinton para desearle una “rápida recuperación”, confirmó la Casa Blanca.