Caos en el Capitolio de Washington: Manifestantes pro-Trump protestan por resultado electoral

Partidarios del presidente Donald Trump se manifiestan en rechazo a los resultados electorales por segundo día consecutivo en Washington
 

Reproduce este artículo

Con información de EFE


Caos en el Capitolio de Washington. Partidarios del presidente Donald Trump se manifiestan, este miércoles 6 de enero, en el capitolio de Washington en rechazo a los resultados electorales por segundo día consecutivo, mientras el Congreso de Estados Unidos se prepara para ratificar la victoria del demócrata Joe Biden.

Pese a las barricadas, decenas de manifestantes lograron subir hasta las escaleras afuera del Capitolio. Un grupo logró ingresar al edificio que se encontraba bajo cierre preventivo, mientras las fuerzas del orden intentaban hacerlos retroceder y en paralelo, la alcaldesa de D.C. Muriel Bowser dictó un toque de queda a partir de las 6:00 p.m.

 

Dos edificios en el centro de Washington, D.C., el Cannon House Office Building y al menos una de las instalaciones de la Biblioteca del Congreso, fueron evacuados este miércoles, cuando miles simpatizantes del primer mandatario se concentraban en el sector, informaron miembros del personal a la estación NBC Washington.

Las movilizaciones de hoy se llevaban a cabo desde la mañana alrededor de la Casa Blanca y el National Mall. El presidente Trump se dirigió a la multitud durante un evento en el parque The Ellipse sobre el mediodía. En su discurso, repitió sus afirmaciones de un supuesto fraude electoral y arremetió contra los legisladores republicanos que no han expresado apoyo a su esfuerzo de revocar los resultados de los comicios.

"No cederemos nunca, nunca concederemos", dijo Trump a los miles de manifestantes congregados a las afueras de la Casa Blanca para la marcha "Salvar a EEUU". "Detendremos el robo", remarcó ante los gritos de sus seguidores de "Cuatro años más".

Posteriormente, pidió apoyar a las fuerzas del orden cuando la manifestación irrumpió en la sede del Legislativo.

 

Trump mantuvo este miércoles la presión sobre su vicepresidente, Mike Pence, para que rechace la confirmación de la victoria de Biden en el Congreso, algo que no tiene precedentes y que no tendría valor legal.

"Los estados quieren que se corrijan los votos, que saben que están basados en irregularidades y fraude, además de un proceso corrupto que no recibió apoyo legislativo. Todo lo que Mike Pence tiene que hacer es enviar (los votos del Colegio Electoral) de vuelta a los estados y GANAREMOS. Hazlo, Mike ¡Es el momento de la valentía extrema!", animó en un tuit.

Ya el martes, cientos de simpatizantes del primer mandatario se congregaron en el centro de la capital. La jornada fue en su mayoría pacífica, pero en algunos momentos tensa y concluyó con seis arrestos. 

Las autoridades locales, como la alcaldesa de D.C. Muriel Bowser y el fiscal general de D.C. Karl Racine, han pedido a los residentes de la región que se mantengan alejados de área del centro y que no busquen confrontaciones con los simpatizantes del presidente Trump. Eventos similares registrados a finales del año pasado devinieron en choques violentos entre partidarios y opositores, con varios heridos y decenas de arrestos. 

 


Varias manifestaciones están programadas para el transcurso del día. Según los permisos presentados al Servicio de Parques Nacionales por uno de los grupos organizadores, Women for America First, se anticipan unos 30,000 asistentes en el parque The Elipse. 

Otra protesta fue convocada para la 1 p.m. cerca del Capitolio. A esa hora, el Congreso estaría reunido para confirmar el triunfo de Biden en los comicios de noviembre. Algunos legisladores republicanos aliados a Trump han dicho que objetarán a la certificación de la victoria del demócrata, en respuesta al ruego de sus bases de “luchar por Trump”.  Aunque se espera que cause retrasos, el intento está prácticamente condenado al fracaso, derrotado por mayorías bipartidistas en el Congreso dispuestas a aceptar el desenlace. Ya todos los estados han certificado los resultados y las autoridades no han encontrado evidencia de un fraude electoral. 

 

La alcaldesa de D.C. ha activado a la Guardia Nacional para que asista a la Policía Metropolitana y otras agencias locales con el control de la multitud, la seguridad en la zona y el tráfico. Varios oficiales de policía se encontraban patrullando alrededor de iglesias históricas de la ciudad, que fueron vandalizadas el mes pasado en el último encuentro masivo de los partidarios del presidente en la capital. El líder del grupo extremista Proud Boys fue detenido en relación con el incidente el lunes y se le ordenó mantenerse fuera del Distrito. 

Ayer, las movilizaciones empezaron temprano en Freedom Plaza. Muchos de los asistentes, sin mascarillas, vestían prendas y llevaban banderas con la imagen del presidente. La multitud gritaba “paren el robo” y escucharon a oradores republicanos como el polémico asesor Roger Stone, quien repitió las afirmaciones que las elecciones habían sido "robadas". 

Para las 9 p.m., seis personas habían sido arrestadas, la mayoría por cargos relacionados a la posesión de armas. Una persona enfrentaba un delito de agresión a un oficial de la policía. 

Los bomberos de D.C. indicaron que una persona fue llevada a un hospital, pero no precisaron la razón. 

Muchos de los negocios del centro de la capital tapiaron sus ventanas por miedo a que las manifestaciones se conviertan en disturbios. Varias calles del centro están cerradas. Puedes ver la lista completa aquí.