Biden advierte a regímenes de Cuba y Venezuela que no permitan el paso a buques iraníes

La Administración Biden estaría presionando por medio de canales diplomáticos para que Caracas y La Habana no permitan el ingreso de los buques iraníes
Biden advierte a dictaduras que no dejen ingresar buque iraní
 

Reproduce este artículo

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió a las dictaduras de Cuba y Venezuela que rechacen los barcos iraníes que, presuntamente, estarían transportando armas hacia esos dos países.

Según confirmaron dos funcionarios de defensa y una fuente del Congreso al medio estadounidense Político, Estados Unidos está presionando a La Habana y a Caracas a través de canales diplomáticos que no permitan la entrada de los buques.

Otras dos personas, en estado de anonimato, dijeron que el régimen venezolano de Nicolás Maduro estaría aprovechando la situación para obtener un alivio de las sanciones económicas impuestas en el mandato del expresidente, Donald Trump.

Sin embargo, los intermediarios estadounidenses les afirmaron a los funcionarios chavistas que, si dejan ingresar los buques iraníes a Venezuela sería menos posible que Estados Unidos alivie las sanciones hacía ese país.

“La entrega de tales armas sería un acto de provocación y se entendería como una amenaza para nuestros socios en el hemisferio occidental”, expresó el funcionario estadounidense a Político. “Nos reservaríamos el derecho a tomar las medidas apropiadas en coordinación con nuestros socios para disuadir el tránsito o la entrega de tales armas”.

“La venta de las armas iraníes ocurrió hace un año bajo la anterior Administración y como muchas situaciones relacionadas con Irán bajo la anterior administración -incluyendo el estallido del programa nuclear iraní tras la imprudente retirada de la Administración Trump del (acuerdo nuclear iraní)- estamos trabajando para resolverlo a través de la diplomacia (...) Pero para ser claros, Irán vendió armas a Venezuela hace más de un año, lo que creemos que fue para probar la postura de máxima presión de la administración Trump”.

El Makran, un antiguo barco petrolero que fue convertido en una base de operaciones flotantes junto con una fragata iraní, se dirigen al sur a lo largo de la costa oriental de África. Pero hasta los momentos, se desconoce el destino de las embarcaciones, aunque se sospecha que están rumbo a Venezuela.

El Makran, con más de 70 metros de largo, se puso en funcionamiento como plataforma para misiones de guerra electrónica y operaciones especiales. Presuntamente, puede transportar hasta siete helicópteros; así como también, aviones no tripulados.

Buque iraní Makran convertido en una base de operaciones flotante

Buque iraní Makran convertido en una base de operaciones flotante

Los legisladores encargados de vigilar el destino de los buques, han estado presionando a Biden para la disuasión de los barcos.

Según Político, hace poco las lanchas rápidas iraníes atacaron a los guardacostas estadounidenses en el Golfo Pérsico; y en 2016 otras lanchas iraníes se apoderaron de una embarcación de la Marina estadounidense en el Golfo.

Irán se ha vuelto uno de los principales soportes de la dictadura chavista y se volvió uno de los mayores socios comerciales en el sector del combustible, salud y alimentos.

La estrecha alianza comenzó en la Cumbre de Jefes de Estado de los Países Miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebrada en Caracas cuando el fallecido Hugo Chávez era presidente de Venezuela.

Durante ese período se firmaron múltiples acuerdos bilaterales entre Chávez y el entonces presidente Mahmoud Ahmadinejad, que abarcaban sectores petroleros, químicos, automotriz e inmobiliarios.

Venezuela sería casi la única puerta abierta que le quedaría a Teherán en Latinoamérica, sumando que sus relaciones se extienden al sector militar.