Eurodiputado acusa a Silvio Rodríguez de blanquear “la represión que sufren los cubanos”

Añadió que el trovador cubano llevaba más de 50 años alimentando sus privilegios gracias a la tiranía comunista
Eurodiputado
 

Reproduce este artículo

El eurodiputado del partido Vox de España, Hermann Tertsch, afirmó este 26 de agosto en su cuenta oficial de Twitter que estaba en contra del concierto del trovador Silvio Rodríguez el próximo octubre en Madrid.

“Venga o no, yo firmo con Zoé para expresar mi desprecio a Silvio Rodríguez, al bardo pelota de la dictadura criminal de Cuba. Que lleva medio siglo alimentando sus privilegios en la apología de la tiranía comunista, ocultar el dolor y blanquear la represión que sufren los cubanos”, escribió el también periodista.

El político ultraconservador hacía referencia a una petición de la escritora cubana Zoé Valdés. “Isabel Díaz Ayuso: NO A SILVIO RODRIGUEZ EN MADRID”, solicitaba la artista cubana en sus redes a través de Change.org.

Recientemente una artista cubana residente en España rompió carteles promocionales del concierto del cantautor Silvio Rodríguez anunciado para el próximo 2 de octubre en Madrid. Mientras tanto crece una campaña en redes sociales que pide cancelar dicho evento.

“¡Miren esto, miren! (…) Muy descarado es lo que es (…) [por] venir a buscar dinero”, se le escucha decir en Madrid a la pianista, bajista y profesora de música Lauren Conte. De inmediato rasgó el afiche promocional y luego lo arrojó en un contenedor: “va a ir a promocionar su concierto a aquí, en la basura”.

“La espera terminó”, es el título del recital organizado por la empresa Buho Management, que parafrasea el nombre del último disco de Rodríguez, conocido defensor del gobierno castrista. El mismo está programado para el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, también conocido como Wizink Center.

El costo de algunas entradas superan los 220 euros, lo que provocó indignación en parte de la comunidad cubana residente en dicha ciudad. Sobre todo luego de que Silvio minimizara las acciones represivas del gobierno de Miguel Díaz-Canel el pasado 11 de julio, día del estallido popular en Cuba. Silvio relativizó la represión y achacó las manifestaciones al embargo de Estados Unidos y supuestos planes de desestabilización.