Plan del régimen de Maduro para afectar las elecciones en Colombia

Existe una estrategia de desestabilización, una operación para registrar masivamente a venezolanos como ciudadanos colombianos. Desde 2014, se han entregado más de medio millón de cédulas.
Puente internacional Simón Bolívar para cruzar desde San Antonio del Táchira, en Venezuela, a Cúcuta, en Colombia
 

Reproduce este artículo

El gobierno de Colombia prendió las alarmas por un supuesto plan del régimen de Nicolás Maduro para intentar influir en las elecciones presidenciales de 2022, tras un aumento significativo en las solicitudes de la ciudadanía colombiana por parte de inmigrantes venezolanos, informó este domingo El Tiempo.

Por un tema de seguridad nacional, la Registraduría Nacional, Migración Colombia y la Policía Nacional les inquieta el alto número de venezolanos registrados en Colombia. Según datos recogidos por el medio, la Registraduría consignó 22.147 venezolanos registrados en 2014; 41.530 en 2015, 66.966 en 2016 y cerca de 94.000 registros en 2017.

En 2018 la cifra se disparó a 159.414 registros, y siguió por encima de 140.000 en 2019, donde se presentaron 142.208. En 2020, a pesar de la época de pandemia, se consignaron 42.586 casos.

En resumen, desde 2014 hasta principios de septiembre de 2020, 568.825 venezolanos se han registrado en Colombia, de los cuales, 379.334 ya son aptos para votar en el país.

Una fuente confiable del gobierno Duque, asegura que existe una estrategia de desestabilización para influir en los resultados de las elecciones de 2022, tratándose de una operación para registrar, masivamente, a venezolanos como ciudadanos colombianos. 

Según información que obtuvo la unidad investigativa del diario colombiano, esto se une al incremento de cédulas colombianas originales expedidas fraudulentamente a todo tipo de personas.

Registros que, de acuerdo con el diario, “lo puede hacer cualquiera”, a través de una norma que permite que el indocumentado consiga dos testigos que constanten su nacimiento en Colombia. 

Situación que se presta para trámites ilegales, ya que las personas consiguen testigos falsos o “algunos registradores ponen sus huellas y venden los documentos por dos millones de pesos”, indicó El Tiempo.

Dentro de las personas que han expedido documentos, se encuentran miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, a fichas del Faes (la policía secreta de Maduro) y a capos de bandas delincuenciales de ese país, como alias Willy Meleán, abatido por la policía hace 8 días.

 

RESPUESTA DEL GOBIERNO COLOMBIANO

La oficina de registro civil de la Registraduría logró anular 1.609 registros fraudulentos en dos años. Sin embargo, la entidad tiene entre sus datos a otros 3.000 casos de fraude.

El gobierno de Duque está evaluando una auditoría para establecer cómo se otorgaron estos registros civiles que se convirtieron en cédulas autorizadas para votar en Colombia. Ya se han adelantado reuniones con el registrador Alexánder Vega; el fiscal, Francisco Barbosa; el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa; el director de la Policía, general Óscar Atehortúa, y fichas de la inteligencia.

Las autoridades han establecido que entre la clientela de la red de funcionarios corruptos que expiden estos documentos a extranjeros, hay desde un cantante vallenato hasta una profesora de una universidad de la Costa.


MÁS REGISTROS IRREGULARES

Auditorías de la Registraduría han encontrado a cubanos y 89 árabes con identidad colombiana, usaron testigos falsos que dieran fe de que estos extranjeros habían nacido en Colombia. Se estableció que para llegar al país, los árabes fueron cedulados primero en Venezuela.

“Estados Unidos está en alerta porque entre los árabes puede haber alguno ligado a grupos terroristas y pueda brincar a ese país como colombiano. Su embajada ya ha tenido que anular visas”, dijo un investigador.

De acuerdo con El Tiempo, se cree que por un kit de registro, cédula, pasaporte y visa pueden pedir entre 50 y 100 millones de pesos (15 mil a 30 mil dólares).