Skip to main content

Muere niño de un año en Manzanillo, Granma, por falta de atención médica

En junio de 2021 la familia pasó por otra pérdida terrible: la muerte del bebé Donel Verdecia Martínez, de solo ocho meses, por negligencia médica

Actualizado: 6 December, 2022

 

El niño Dariel Aguilar Verdecia, de solo un año, falleció el pasado 2 de diciembre en el Hospital Clínico Quirúrgico Docente Celia Sánchez Manduley, de Manzanillo, en Granma, por presunta falta de atención médica, denunciaron sus familiares.

Según informó en Facebook la activista Diasniurka Salcedo Verdecia, prima de la madre del bebé, su familia lo llevó el 29 de noviembre al Hospital Infantil de Bayamo porque tenía una tos persistente.

En ese centro médico le realizaron una radiografía y le encontraron un cuerpo extraño alojado en los bronquios.

"Lo remiten para el hospital infantil en Manzanillo. Pero como no había ambulancia mandan una de Jiguaní y por la falta de conocimiento lo lleva para el hospital Celia Sánchez que es de adultos, por eso al llegar, no lo aceptan en la sala de terapia porque no habían informado", relató Salcedo Verdecia en redes sociales.

Allí internan al infante en la sala respiratoria y entonces empeora.

"Deciden entrarlo al salón y diez minutos más tarde llaman a la madre Yaneris Aguilar Verdecia para decirle que su niño había fallecido. Cuánto dolor para esa madre, para todas las madres que tenemos niños y nuestros hijos pueden estar en esta situación", expresó la activista.

Además, el niño falleció a las 2 a.m. y aún a las 11 a.m. no había aparecido el transporte para trasladarlo a Bayamo.

Una fuente familiar declaró a ADN Cuba que finalmente se supo que el niño se había tragado un balín.

"La falta de atención rápida fue lo que provocó la muerte. Los médicos y las autoridades del Hospital no dieron explicación alguna sobre las negligencias que cometieron, ellos hacen silencio como siempre. Y ya es la segunda vez en menos de dos años que pasamos por eso en mi familia", añadió la fuente.

En junio de 2021 la familia sufrió otra pérdida terrible: la muerte del bebé Donel Verdecía Martínez, de solo ocho meses, por negligencia médica.

En esa oportunidad los padres del infante se presentaron al hospital infantil Hermanos Cordové, de Manzanillo, con un cuadro de falta de aire.

Una doctora llamada Arisleidi Montero Figueredo en ese momento le indicó un aerosol, pero, al parecer, el niño no cooperaba para poder suministrárselo y entonces la orden fue inyectarle hidrocortisona y enviarlo a la casa alegando que no estaba de ingreso.

Posteriormente, a las 5 a.m. del 16 de junio, el bebé se puso cianótico debido a la falta de aire y falleció al poco tiempo de llegar al hospital.