Marco Rubio a Biden: “Cubanos que marchan no pedían remesas, pedían libertad”

Marco Rubio reaccionó al anuncio de Biden sobre reactivar las remesas a Cuba y aumentar el personal en la embajada de EEUU en La Habana
Senador republicano Marco Rubio
 

Reproduce este artículo

El senador republicano, Marco Rubio, respondió a la decisión del presidente estadounidense, Joe Biden, sobre la revisión de los planes para reactivar las remesas a Cuba y de aumentar el personal en la embajada de Estados Unidos en La Habana.

Rubio consideró que, las medias anunciadas por la Administración Biden no están acorde con lo que exige el pueblo cubano desde que decidió salir a las calles el domingo 11 de julio para pedir la libertad de la Isla.

El senador envió un mensaje dirigido al presidente estadounidense en el que lo instó a escuchar al pueblo cubano dentro de Cuba y no a los pro-castristas que están en su Administración, ya que ellos no representan el sentir de la mayoría de los cubanos.

“Presidente Biden escuche a la gente dentro de Cuba no la gente pro-régimen en su administración. Los cubanos que marchaban por las calles no pedían remesas, pedían libertad”, escribió Rubio en Twitter junto al hashtag #CubaLibre.

La reacción de Marco Rubio llega horas después de que, un funcionario de la Administración Biden, indicó que el presidente dio las órdenes de revisar los planes para reactivar las remesas a Cuba garantizando que “lleguen al pueblo” y no a los comunistas que se quedan con gran parte del dinero.

Adicionalmente, el mandatario pidió evaluar la posibilidad de aumentar el personal de la Empajada de Estados Unidos en La Habana, a fin de atender las solicitudes de trámites de los cubanos dentro de la Isla.

Estos anuncios causaron indignación en la mayoría de los cubanos dentro y fuera de Cuba, ya que el Gobierno de Estados Unidos no ha podido tomar decisiones contundentes contra el régimen de Miguel Díaz-Canel.

En noviembre del 2020, el expresidente Donald Trump prohibió el envío de remesas a la isla mediante empresas controladas por el castrismo, una disposición que Biden ha respetado durante sus primeros seis meses en el poder.