Miami: prohíben a negocios poner música al aire libre después de las 10pm

El esfuerzo es restringir el ruido en los vecindarios de Miami. Gran parte del enfoque parece estar en la sección predominantemente hispana de La Pequeña Habana.
La pequeña Habana, el barrio cubano en Miami, conocido también como el barrio latino.
 

Reproduce este artículo

Funcionarios de la ciudad de Miami, Florida, prohibieron la música nocturna al aire libre en establecimientos adyacentes a áreas residenciales después de las 10 de la noche hasta la madrugada del otro día, informaron este lunes 23 de noviembre algunos medios locales.

La Comisión de Miami aprobó una ordenanza, propuesta por el comisionado Joe Carollo, que limita la música de todo tipo en terrazas y patios desde las 10:00 p.m. hasta las 7:00 a.m., en negocios nocturnos que están cerca de casas y edificios.

“Yo pongo a nuestros residentes antes que cualquier interés de negocios y nuestros residentes tienen el derecho de poder dormir tranquilos”, dijo Carollo.

La ordenanza fue aprobada por unanimidad por la Comisión. Sin embargo, otros lugares, como el distrito artístico de Wynwood y el vecindario de Coconut Grove, quedaron exentos.

El comisionado Joe Carollo dijo que el esfuerzo es restringir el ruido en los vecindarios de Miami. Gran parte del enfoque parece estar en la sección predominantemente hispana de La Pequeña Habana.

Muchas empresas en la Calle Ocho, que tienen áreas exteriores con música, tienen opiniones encontradas.

Para Reina Gutiérrez, vecina de la zona, no es justo que los demás que estén oyendo música no la dejen dormir, sabiendo que al día siguiente tiene que ir a trabajar.

Mientras que Isabel, otra vecina, señaló que a ella no le molesta, a pesar de que la música se escuche en su apartamento.

Pero para José Santana, dueño del restaurante El Cristo, la ordenanza podría afectar el trabajo de muchas personas que aún no se recuperan del impacto de la pandemia del coronavirus.

“Las personas que están directamente involucradas con el entrenamiento y tienen patios y terrazas se van a ver afectados, pero si le preguntas a un vecino lo más probable es que diga que sí está a favor”, dijo Santana a Univisión. 

El Miami Herald informa que la reunión y la votación llevaron a 366 personas a registrar comentarios para los comisionados. Pero la mayoría de ellos no fueron escuchados.

La normativa debe ser firmada por el alcalde Francis Suárez, quien tiene 9 días para hacerlo, a menos que decida vetarla, algo que, según Joe Carollo, no cree que ocurra.