Fallece en Miami el creador del animado cubano Matojo

El caricaturista Manuel Lamar Cuervo, creador del animado cubano Matojo, falleció en Miami a la edad de 89 años de causas naturales. Conocido como “Lillo”, el también humorista publicó durante décadas en los semanarios “Pa’lante”, “Pionero”, “Zunzún” y “DDT”.

De madre colombiana y padre cubano, Lamar Cuervo nació el 13 de diciembre de 1929 en Bogotá Colombia, donde su padre se desempeñaba como embajador. Se graduó de Derecho Diplomático y Consular en la Universidad de La Habana en 1957, en donde también se tituló de Periodismo.

“Mi padre fue hombre extraordinario. Todo el mundo lo quería. Su amor a los niños lo supo llevar como nadie a las caricaturas, y ellos supieron devolvérselo de manera incondicional”, declaró su hija Patricia.

“Nunca estudió dibujo. Tenía un talento natural. Lo que le abrió las puertas de las agencias de publicidad y luego del periodismo”, agregó.


Matojo, el personaje más conocido de Lillo, es un niño travieso, pero de corazón bondadoso. Las caricaturas del artista tienen enseñanzas morales, por lo que recuerdan las fábulas griegas y medievales, con este tipo de mensajes incluidos.

El caricaturista se estableció en Miami en 1992. En su ciudad de adopción continuó colaborando esporádicamente en diversas publicaciones.

El trabajo de Lillo abarcó el cine, la televisión, la caricatura y la historieta. Entre sus cortometrajes que produjo el Instituto Cubano de Artes e Industria Cinematográficos destacan Matojo va a la playa, Buenos días Matojo y Mantojo va la escuela, en los cuales se resaltan los buenos modales y la ética que deben caracterizar a un niño.