Prohíben nadar en Bahía de Biscayne por derrame de aguas residuales

La prohibición de las actividades acuáticas continúa hasta realizar test de pruebas de las aguas
Derrame de aguas residuales en Bahía de Biscayne
 

Reproduce este artículo

Un derrame accidental de aguas residuales en la Bahía de Biscayne, hizo que las autoridades del condado de Miami-Dade prohibieran la pesca, la navegación, nadar en la zona y otras actividades acuáticas.

Un comunicado del condado decía que un contratista que realizaba “perforaciones direccionales” cerca de la calle 4 del noreste y la primera avenida del centro de Miami, golpeó una tubería de alcantarillado de 60 pulgadas (1.50 metros) el lunes por la tarde, lo que resultó en un derrame de aguas residuales.

Los equipos del Departamento de Agua y Alcantarillado de Miami-Dade (WASD, por sus siglas en inglés) aseguraron el sitio, detuvieron el derrame y desviaron los flujos, pero la prohibición de actividades acuáticas continúa vigente.

Una investigación preliminar determinó que el derrame solo afectó a las aguas superficiales, señaló el comunicado.

La prohibición de las actividades se ha colocado al norte de la calzada de Julia Tuttle, el límite este del canal intracostero de la bahía, la playa de Virginia Key y la “playa de los perros”.

El Departamento de Salud de Florida en Miami-Dade y el Departamento de Recursos Regulatorios y Económicos están realizando tests del agua en esas zonas, por lo que la señalización continuará en vigencia hasta que trascurran dos días de pruebas desde el inicio de las reparaciones.

“Las reparaciones de emergencia comenzarán lo antes posible”, indicó el comunicado el lunes.

El condado afirmó que “nadie se quedará sin servicio de aguas residuales como resultado de esta interrupción o durante las reparaciones”.