Cubanos que llegaron después de "pies secos, pies mojados" podrían obtener green card

Abogados presentaron una demanda ante el Tribunal Federal de Miami para que se le otorgue la residencia permanente a miles de cubanos en un limbo legal.
Green-Card.jpg
 

Reproduce este artículo

Abogados presentaron una demanda ante el Tribunal Federal de Miami para que se le otorgue la residencia permanentelos cubanos que hayan estado un año y un día en Estados Unidos, y que llegaron después de la suspensión de la política de “pies secos/pies mojados”, en el 2017.

Según Univisión, la demanda afecta al Departamento de Seguridad Nacional y su oficina de inmigración y ciudadanía, y el gobierno tiene hasta diciembre del 2021 para responder.

“Estamos diciendo que inmigración no puede darle otra entrada a un ‘arriving alien’ (extranjero que llegue a Estados Unidos) que no sea un parole y por lo tanto la aplicación de la residencia de ellos, debió ser aprobada y no negada”, dijo la abogada Claudia Cañizares, parte del equipo de abogados.

Después del 2017, tras el fin de la política “pies secos/pies mojados”, a los cubanos que entran por frontera terrestre o marítima y son admitidos no se les otorga un parole, sino un documento conocido como “libertad bajo palabra”, que impide, en algunos casos, alcanzar la residencia al año y un día de estar en el país.

Cañizares señala que tienen una gran cantidad de residencias pendientes por parte de inmigración, sobre las que todavía no han emitido una decisión.

La demanda, un documento de 55 páginas, fue registrada el 13 de septiembre en la corte federal y aglutina a un total de 43 personas afectadas, cuyos casos están todavía pendientes, o fueron denegados.

Hasta que permaneció vigente la política de "pies secos/pies mojados", los cubanos que se presentaban en puntos fronterizos con México o Canadá, o lograban llegar a tierra por vía marítima, recibían un parole (documento I-94), con el cual podían solicitar la residencia permanente al cabo de un año de estancia ininterrumpida en el país.

Pero la decisión de la administración de Barack Obama de suspender esa provisión migratoria, establecida en 1995, cambió radicalmente el proceso de legalización del estatus para los cubanos.

Actualmente, activistas relacionados con asuntos migratorios consideran que la cifra de cubanos en un limbo legal en EE. UU. debido a esta situación podría superar las 10 000 personas